Tras la lesión del base Kyriie Irving, pocos daban una oportunidad a Cleveland, pero con una defensa heroica, encabezada por Matthew Dellavedova y de la mano de LeBron James, los Cavaliers sorprendieron en tiempo extra a los Warriors en Golden State 95-93 para empatar las Finales de la NBA.

Nuevamente, el peso del juego cayó en "El Rey" James, quien tuvo una triple decena con 39 puntos (pts), 11 asistencias (11) y 16 rebotes (reb), sin embargo, para frenar el ritmo de los Warriors, Timofev Mosgov con 17pts y 11reb protegió y se adueño de la pintura, mientras que Matthew Dellavedova fue el hombre que se encargo de Stephen Curry.

Anuncios
Anuncios

El jugador más valioso (MVP), tuvo una noche atípica y de terror ante Dellavedova; anotó 19 puntos en 23 intentos y sólo 2 de 15 triples.

El primer duelo terminó en tiempo extra y con la lesión de Irving, bajo esa nube, los Cavaliers afrontaban el juego dos. Golden State, como impulsado por los ánimos que dejó la noche anterior en la Arena Oracle, tomó la delantera. Thompson anotó 9 de sus 34 pts en el primer cuarto, Curry asisitó por la espalda a Leandro Barbosa para un triple, y todo le salía a los Warriors, pero los Cavs cerraron fuerte con un 8-0 y empataron el episodio 20-20.

Golden State no se volvería a sentir tan cómodo. Los de Cleveland bajaron el ritmo y la defensa de Dellavedova empezaba a hacer mella en el MVP, que se fue al descanso apenas con 8pts.

Sin avasallar, los de Cleveland impusieron condiciones, se jugaba a su velocidad y cuando James tomó un respiro en el tercer cuarto, tuvo la segunda voz que se pensaba había perdido con las bajas de Kevin Love e Irving.

Anuncios

El ruso Mosgov anotó 11pts en la primera mitad y otros 6 en el tercer episodio en el que se adueño de la pintura.

Los locales no encontraban el ritmo, apenas 29 puntos se anotaron en el tercer parcial y en el último, con ese ritmo cansino, Cleveland sacó ventaja de 11, ayudados de triples de J.R Smith, Dellavedova y LeBron.

Con menos de 5 minutos, los Warrior se tambaleaban y sin la ofensiva de Curry, apareció un aliado inesperado: J.R. Smith, sí el guardia de Cleveland. Primero, con ayuda de los fallos de Tristan Thomson, desde la línea de los libres, los de casa se acercaron y tras un rebote, Smith cometió una falta a Curry. Con el reloj detenido puso el marcador 87-82 y en la siguiente posesión, Harrison Barnes atacó el aro y ya con la volcada asegurada, Smith cometió una falta para poner el juego 87-85. En juego de bajas anotaciones, las defensas fueron el factor clave y la de Warriors parecía fortalecida. Detuvo a James en dos ocasiones, aunque con ayuda de los oficiales que ignoraron una falta de Andre Iguodala.

Anuncios

La oportunidad creada la aprovechó Curry para empatar el juego a 87.

Por primera vez, una serie final se iba a tiempo extra en los primeros dos partidos y los de Cleveland no bajaron el ritmo como en el juego anterior donde sólo anotaron dos puntos. Schumpert y James, dieron ventaja de 5, y esta vez, la defensa de los Cavs, encabezada por Dellavedova, se impuso. El base marcó 9pts, 5reb y un robo, pero su afrenta a Curry valió el juego. El australiano anotó dos tiros libres al final del juego tras un rebote en tierra de gigantes, y en la última posesión, le impidió un doble cómodo a Curry para dejar en incrédulo silenció a la bahía de Oakland.

El 9 de junio, por primera vez en 8 años, Cleveland recibirá un partido de final, y lo hará con ánimo robado de Golden State, que ahora deben remontar en su búsqueda al título. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco