El anfitrión vuelve a aparecer entre los reflectores, luego de haber ganado dos por cero en su debut a Ecuador, tienen una cita con México, que no convenció en su primer partido, y sólo saco un punto en la igualada sin goles con Bolivia.


El partido comenzó como pocos lo esperaban, los mexicanos presionaron desde la salida a los chilenos, lo que los obligó a tocar rápido o a despejar, mientras que el costado izquierdo fue por donde los dirigidos por Miguel Herrera atacaron con mayor frecuencia. Con esta estrategia México logró ponerse al frente en el resultado, con una definición poco estética pero certera de Matías Vuoso, quien remató a centímetros de Claudio Bravo.


Pero unas cuantas acciones después, Chile logró empatar, con la pelota en el tiro de esquina que viajó al área para encontrarse con la cabeza de Arturo Vida, que estaba sin marca y remató con precisión para dejar el balón fuera del alcance de Jesús Corona.


A pesar de esto, los mexicanos siguieron con el planteamiento que tenían, la defensa cortaba los embates chilenos y daba apertura al esférico, lo que trajo como consecuencia que los aztecas se colocaran de nuevo en ventaja, con un testarazo de Raúl Jiménez, que puso la redonda en el ángulo superior izquierdo.


Poco antes del medio tiempo, Chile anotó el del empate nuevamente, esta vez Eduardo Vargas mandó, con un cabezazo, el esférico entre los tres palos, para así darle tranquilidad a su equipo antes del pitazo del árbitro.


Al regreso de los vestidores, los mexicanos dejaron de presionar a sus contrarios y los chilenos fueron más ofensivos, y esto se vio recompensado por un error de Gerardo Flores que cometió una falta clara sobre Vidal en el área, el penal lo cobró él mismo y anotó el tanto que le dio la vuelta al marcador.


Los dirigidos por Jorge Sampaoli siguieron con sus ataques peligrosos, pero en una jugada en la que Adrián Aldrete metió un trazo largo para Vuoso, se igualó de nuevo el resultado, con una definición a primer toque del atacante mexicano.


Después de ello, Chile ya no soltó la iniciativa, siguieron con las acciones claras para anotar, pero la puntería no la tuvieron afinada en esos instantes, por lo que el partido terminó sin que anotaran por cuarta vez.


Que partido de alto nivel el que dieron estos dos equipos, la primera parte, la presión de México, su defensa y su contundencia lo llevaron a estar dos veces arriba en el resultado, pero Chile tiene varias individualidades que le dio el empate, en la segunda mitad, los chilenos se quitaron las limitantes y se volcaron al ataque, fallaron algunas ocasiones de anotar, mientras que los mexicanos dejaron de ejercer presión y se dedicaron a defender de forma aceptable, pero en una buena jugada de conjunto lograron encontrar la igualada que les dio un empate con sabor a victoria.
#Futbol