El encuentro que daba el segundo boleto para las semifinales se llevó a cabo, Bolivia, una de las escuadras sorpresa en esta ronda, enfrentó a Perú que con buen #Futbol, se quedó con el segundo puesto en su grupo, detrás de Brasil y encima de Colombia.


El partido comenzó con dominio peruano, jugaron por las bandas, y con base a la velocidad, llegaron a línea de fondo, para así generar el futbol que buscaban. En una jugada así, por el costado izquierdo, el balón fue al área, Paolo Guerrero estaba listo para impactar con la cabeza, y fue así como encontró el primer gol para su selección.


Después de una acción a balón parado de Bolivia, Perú se apuró y contragolpeó con toques largos y rápidos, el esférico le llegó a Guerrero quien aprovechó la duda de Romel Quiñonez para colocar la redonda fuera de su dominio y anotar el segundo tanto.


En la segunda mitad, la pelota la tuvo el mismo dueño, los peruanos siguieron con ataques consecutivos, y los bolivianos parecían no tener reacción, esperaron en su zaga con marca débil y errores a veces muy evidentes.


El tercer gol cayó por un fallo cometido por Danny Bejarano, quien en la zaga impactó el balón para mandarlo al otro lado, pero Guerrero se apropió del esférico y encaró a Quiñonez, quien, a pesar de achicar, no pudo evitar el gol peruano.


Pero los bolivianos no se fueron sin anotar, lo hicieron con un penal cobrado por Marcelo Martins, quien puso la redonda en el centro, para darle el tanto que acercó en el marcador a su equipo, a pesar de no generar muchas jugadas al frente.


Con marcador de uno a tres a favor de Perú, los incas están en la siguiente ronda, con dominio, ofensiva talentosa, juego de conjunto, en el que explotan las bandas, encaran y tocan rápido entre ellos. Bolivia no salió en su mejor forma, tuvieron errores que le costaron un par de goles, se les vio limitados en su juego y con carencias en su parado, pero pueden irse satisfechos por el papel que hicieron en los partidos de grupos, donde quedaron en el segundo sitio.