Reaccionaron, tras chocar y perder ante los Cavaliers de Cleveland en dos ocasiones, los Warriors de Golden State recuperaron su velocidad y de forma tranquila ganaron 103-82 el el cuarto juego de las Finales de la NBA.

Por segunda vez en el año los Warriors fueron limitados a menos de 100 puntos en juegos consecutivos. El coach Steve Kerr tenía que darle la vuelta y para ello cambió la estrategia: quitó al centro Andrew Bogut de la alineación y colocó al escolta Andre Iguodala quien respondió con 22 puntos (pts) vitales, además de 8 rebotes (reb) y su cuota usual en defensa.

La ofensiva de los Warriors fue más pequeña, más ágil, y más eficaz, ante unos Cavaliers que ganaron la pelea de los rebotes, pero que padecieron los síntomas del cansancio.

Anuncios
Anuncios

El Jugador Más Valioso (MVP), Stephen Curry, se notó recuperado de la malaria de Matthew Dellavedova y controló el tiempo del partido además de encestar 22pts y repartir 6 asistencias (ast).

LeBron James tuvo un día impreciso y el duelo le dio más que un dolor de cabeza. Además de anotar 20pts en 22 lanzamientos, y 5 de 10 desde la línea de los libres, LeBron se golpeó contra un camarógrafo, tras una falta de Bogut en el segundo cuarto. El choque mantuvo a James en el suelo por varios minutos y cuando se reincorporó, lo hizo con una cortadura visiblemente dolorosa en la cabeza, cerca de la nuca. Aún así se mantuvo en el juego en el que cedió el protagonismo al centro Timofev Mosgov, que tuvo el partido de su vida con 28pts y 10reb.

Fueron los Cavs los que iniciaron enchufados, con un parcial de 7-0 que hacía lucir a los Warriors como un rival manso.

Anuncios

Pero pronto eso cambió. Con el cuadro bajo, con Draymond Green como un único y engañoso interno, Golden State forzó la velocidad y pronto encontró resultados. Green aportó 13 de su 17pts en la primera mitad; Iguodala con una confianza escandalosa, se tuvo fe a distancia y fue factor en ambos lados del balón; mientras que Curry, más agresivo, no insistió en los triples y si tenía la marca pegajosa de Dellavedova, driblaba y penetraba para los puntos o la asistencia.

Toda la noche los Cavs ganaron la batalla de los rebotes, pero lo que importaba a los Warriors eran los puntos y su empeño tuvo frutos al conseguir por primera vez en la serie más de 50 al medio tiempo.

Perdiendo 54-42, los Cavaliers encontraron respuesta en el tercer parcial que iniciaron con una corrida de 7-0. Además, se hizo evidente la ventaja de Mozgov ante el cuadro pequeño de Golden State. Sin importar la marca de Green o de David Lee, quien aprovechó sus 15 minutos para marcar 9pts, el gigante ruso encabezó la remontada de los Cavs que ganaron 17 a 6 en rebotes y se colocaron a una canasta, pero 7pts de Curry y de Iguodala en el parcial mantuvieron la ventaja para llegar al último cuarto 76-70.

Anuncios

Tal vez el cansancio, las posibles secuelas del golpe que sufrió en el segundo cuarto, o simplemente las ráfagas de Golden State, sacaron a LeBron James y compañía del juego durante el último asalto en el que se vieron avasallados. Curry e Iguodala encestaron en momentos clave que desmoralizaron a los Cavs que no pudieron igualarlos en velocidad ni en intensidad.

Por primera vez en la serie los últimos minutos fueron intrascendentes. Mientras los suplentes pisaban la duela, los Warriors, tranquilos, sonreían al pensar que regresarán a casa; mientras que los Cavaliers, con un semblante sombrío, deseaban que la noche terminara para reagruparse e ir a territorio enemigo el 14 de junio. #Deportes Ciudad de México #Deportes Jalisco