La Copa América de Chile 2015 llegó al compromiso que decidió al campeón de Sudamérica, Chile, el anfitrión, el que no ha ganado este torneo y tiene a una talentosa escuadra, se enfrentó a Argentina, que con todo y su plantilla plagada de estrellas, le hace falta ganar un título para consagrarse como una selección exitosa.


El partido comenzó con un ir y venir del balón, la intensidad fue alta en ambos conjuntos que salieron con todo a buscar el gol, sin embargo, ninguno de los dos concedió espacios o erró en su juego y se mantuvo el marcador sin goles.


Argentina fue más claro en sus jugadas de ataque, llegaron con mayor profundidad y tuvieron algunas acciones que pudieron abrir el marcador, pero Claudio Bravo no es fácil de vencer y lo demostró con algunas atajadas.


Chile fue más intenso y por eso no tuvo tanto orden como su rival, a pesar de que Alexis Sánchez generó jugadas de peligro, no prosperaron por falta de coordinación con sus compañeros, sin embargo, no se vieron inferiores ante el contrario.


En la parte complementaria los chilenos fueron superiores en la mayoría del tiempo, encontraron la forma de ser profundos con toques cortos y rápidos, pero ninguna jugada de estas les dio el tanto que los colocara al frente.


A los argentinos les pasó como en los encuentros anteriores, bajaron la intensidad en la segunda mitad y se vieron superados, sin embargo, tuvieron la jugada más clara para anotar justo antes del pitido final del árbitro central, en una acción en la que Lionel Messi abrió por la izquierda para Ezequiel Lavezzi para que éste metiera una diagonal a Gonzalo Higuaín, quien no pudo llegar a chocar el balón con buena posición.


Los tiempos extras tuvieron que jugarse, en el primero Chile fue el dominador, a algunos jugadores de Argentina les empezó a pesar el cansancio y los calambres se hicieron notar en dos de ellos. Javier Mascherano erró un control de la redonda y dejó solo a Sánchez, quien no pudo impactar con dirección de portería.


En el segundo tiempo no cambió mucho el desarrollo, los chilenos mantuvieron el esférico, pero sin generar peligro en el arco rival, por lo que los penales tuvieron que definir al campeón de este certamen.


Matías Fernández fue el que abrió los tiros, con un disparo al ángulo superior izquierdo. Messi siguió y anotó con un disparo raso por el lado derecho. Arturo Vidal por poco falla, con un cobro que pegó en Romero pero que alcanzó a entrar en la portería. Higuaín fue el que falló su impacto, al volar el esférico. Charles Aránguiz continuó con los disparos acertados de su equipo. Ever Banega no le dio ni fuerza ni colocación a su tiro y falló. Sánchez le dio el trofeo a Chile con un cobro por en medio y con clase.


Chile campeón de la Copa América que ellos organizaron, por primera vez en su historia han conquistado un título mayor de #Futbol, con entrega e intensidad supieron hacerle frente a Argentina, pero fue hasta los penales donde pudieron ganar, sin embargo redondearon un certamen bien jugado y obtuvieron su recompensa.