Un jugador de cuadro y tres lanzadores ingresaron este domingo al recinto de los inmortales.

Craig Biggio

Una especie en extinción. Cada vez serán menos los peloteros que lleguen a estas instancias presumiendo el haber portado una franela durante toda su carrera. Craig Biggio, quien jugó la mayor parte de su paso por el béisbol en la segunda base, siempre militó con los Astros de Houston. Inició su carrera en 1988 y su última campaña fue en 2007. Primer jugador con al menos 3 mil hits, 600 dobles, 400 robos y 250 vuelacercas. Además posee el récord de 285 golpes recibidos. Fue parte de los Astros que llegaron a la Serie Mundial en 2005 ante los Medias Blancas de Chicago. 
Además de la intermedia también cubrió la posición de catcher, y es el único jugador en la historia en ser electo al Juego de Estrellas en ambas posiciones.

Pedro Martínez

Lanzador dominicano, aunque fue parte de cinco equipos durante su brillante carrera, se le ubica de inmediato con los Medias Rojas de Boston. En esta novena estuvo de 1998 al 2004. En este último año los ayudó a ganar la Serie Mundial a los Cardenales de San Luis y así terminar una sequía sin títulos para el equipo que venía desde 1918. 
Martínez fue un ponchador nato, logró 3,154 abanicados, esto en menos de 3 mil entradas. Obtuvo el premio Cy Young en tres ocasiones y fue seleccionado al Juego de Estrellas en ocho ocasiones. 
Con Medias Rojas terminó con foja de 117-37. Pedro militó además con Dodgers, Expos, Mets y Filis.

Randy Johnson

"La gran unidad", así es como se le apoda a este fenomenal lanzador de 2.08 m de estatura. Inició su carrera en Montreal en 1988, al año siguiente pasó a los Marineros en donde comenzó a destacar como un gran pitcher, sobre todo en lo referente a los ponches. Con esta novena lanzó un sin hit ni carrera en 1990, ante los Tigres de Detroit. 
Un zurdo con una recta llena de veneno y un slider que "patinaba" como pocos dejando a los bateadores alucinando en la caja de bateo. Acumuló 4,875 ponches (segundo de todos los tiempos detrás de Nolan Ryan, 5,714). Sin duda el momento cumbre de la carrera de Randy fue en el 2001, cuando participó en la Serie Mundial con los Diamantes de Arizona ante los Yankees de Nueva York. En esta serie logró tres triunfos haciendo una mancuerna letal en la lomita con Curt Schilling. Ambos fueron designados "Jugador Más Valioso". Johnson lanzó un Juego Perfecto en 2004 ante los Bravos de Atlanta. Un récord que casi no se menciona en "la gran unidad", es que venció a cada uno de los equipos de Grandes Ligas, por lo menos una vez.

John Smoltz #Deportes Ciudad de México

Muy cerca de completar su paso por el béisbol con una sola novena. Smoltz jugó con los Bravos de Atlanta de 1988 al 2008 (con una pausa en el 2000 por la temida cirugía "Tommy John"), sin embargo en el 2009 estuvo en otros dos equipos, Cardenales y Medias Rojas. 
213 victorias, 3,084 ponches en su brillante carrera durante la cual no sólo fue un gran abridor sino que cuando debido a las lesiones se le cambió al puesto de cerrador, destacó con 154 salvamentos.

En la temporada del 2002 estableció una marca de 55 rescates y en el 2003, un año en el cual estuvo afectado por la lesiones, logró 45 salvamentos.

Smoltz llegó con los Bravos a las Series Mundiales del '91, '92, '95 (que ganaron a los Indios), '96 y '99.

Es memorable aquel séptimo juego de la Serie Mundial de 1991 cuando el joven Smoltz se vio las caras con el veterano Jack Morris de los Mellizos de Minnesota, un encuentro que se fue a entradas extras empatado sin carreras. Smoltz lanzó hasta el séptimo episodio y Morris hasta el décimo. Minnesota se llevaría el triunfo y la serie.

John Smoltz se une a sus compañeros de equipo Tom Glavine, Greg Maddux y al manager Bobby Cox, quienes ingresaron al Salón de la fama en el 2014.