La justicia prevaleció sobre la falta de inteligencia, sobre la decisión visceral de Miguel “El Piojo” Herrera de agredir físicamente y verbalmente a un comentarista deportivo  de TV Azteca, por tal motivo la Federación Mexicana de #Futbol destituyó al entrenador de su cargo.

Tras los sucesos lamentables en el aeropuerto de Filadelfia y la confirmación por parte de Cristian Martinoli en diversos medios, asegurando que fue agredido por el otrora timonel de la selección mexicana, fue destituido Miguel Herrera.

Ya le había advertido en algún momento, que donde se lo encontrara algo pasaría; la amenaza surtió efecto este lunes, y en un momento visceral, con mucha falta de ética profesional, con falta de sapiencia y dejándose llevar por la “calentura”, “El Piojo” lo cumplió, agredió a Martinoli.

Los motivos de tal atrocidad fueron las constantes críticas acertadas del comunicador a la actuación del entrenador y de la selección mexicana, sobre todo en la pasada emisión de la Copa América donde el TRI tuvo una actuación para el olvido. “El Piojo” no supo aceptar tales críticas a pesar de que era muy evidente el acierto del periodista y de todos los que seguimos al equipo mexicano en el torneo más antiguo en la historia del futbol.

Se hizo justicia, Miguel Herrera queda fuera de la selección y ahora sí hay que aplaudir la decisión de la Federación Mexicana de Futbol con la nueva administración encabezada por Decio de María, quien fue el responsable de notificar al “Piojo” lo inevitable.

Aplausos Decio por tal veredicto, no podíamos seguir aceptando a una persona como el señor Herrera al frente del TRI, con esa desfachatez de agredir a quien lo criticó, con esa intolerancia ante la crítica exacta y con una hija que no tenía que meterse en los asuntos de su papá, se denota la calidad de familia detrás del ex-entrenador.

Miguel Herrera se preocupó más por hacer comerciales y por aumentar sus ingresos por publicidad, que por el equipo mexicano, por ser líder y crear un grupo importante de jugadores, los cuáles terminaron por no apoyarlo, quedando de manifiesto en el terreno de juego. El "Piojo" perdió el piso.

La gota que derramó el vaso fue la agresión a Martinoli, pero ya se veía venir el declive del colorado Herrera, sobre todo por el papel en la Copa América y lo sucedido en la Copa de Oro, a pesar de que se obtuvo el campeonato,

Ya no tenemos más entrenador del TRI, ya no tendremos más comerciales de celulares y otros productos donde aparecía, el ahora, ex-timonel de la escuadra mexicana; pero como dicen por ahí “nada es para siempre”, que rápido se le acabo al “Piojo” su minita de oro (dinero).

Esperaremos para el día sábado o a más tardar la siguiente semana para saber quién será el próximo entrenador de la selección mexicana de futbol, ojalá los directivos se pongan las pilas y escojan a una persona con categoría.

¿Cuál será el destino del “Piojo” y de la “Pioja”? #México #Copa Oro 2015