A pesar que ha tenido destellos importantes como director técnico, ya que ha salvado a equipos  del descenso en el circuito principal de #Futbol soccer en México, llamado ahora Liga MX, el ahora líder o guía de la Máquina Celeste del Cruz Azul, Sergio Bueno, no termina de convencer a propios y extraños con su actual equipo.

Para los seguidores del Cruz Azul no fue la mejor noticia que Sergio Bueno llegará a dirigir al conjunto, ya que no se trata de un técnico ganador, por el contrario tiene una fuerte marca negativa en su trayectoria por el futbol mexicano.

El ex jugador colimense inició su carrera como defensa lateral en 1983 con la escuadra de Toros Neza y posteriormente recorrió una buena cantidad de equipos; jugando para los Potros de Hierro del Atlante, los Gallos Blancos de Querétaro, Ates del Morelia, Tiburones Rojos de Veracruz, Atlético Celaya y los Camoteros del Puebla, teniendo su mejor actuación en 1988 con el Atlante que estaba en ese entonces bajo la dirección de Ricardo Antonio Lavolpe.

Como técnico también ha cambiado constantemente de camiseta ya que desde el 2001, año en que debutó como entrenador en el Atlético Celaya, ha pasado por 10 equipos de primera división: Celaya, Jaguares, Santos, Atlas, Atlante, Monarcas, Necaxa, Puebla, San Luis y Querétaro.

Ahora como timonel del Cruz Azul las pretensiones son muchas pero la más importante es llevar a la escuadra celeste a su noveno campeonato, hazaña que no se ha conseguido en 18 años desde el último título en 1997, en contraste el equipo tiene un récord de 10 subcampeonatos, que lo coloca en los primeros lugares de la lista.

Se presenta una tarea difícil para Sergio Bueno previo al torneo de Apertura 2015 sobre todo porque los resultados del colimense son muy malos en comparación con las aspiraciones del equipo, y para darnos una idea he aquí las cifras: ha dirigido un total de 271 partidos con un porcentaje de 42% con 86 triunfos, 81 empates y 104 derrotas, números que no convencen y que desagradan a la afición azul.

Además hay que mencionar que en 21 ligas en las que ha sido director técnico en alguno de los equipos mencionados, sólo en cuatro torneos ha llegado a la liguilla y nunca ha hecho campeón a un equipo de la primera división del futbol mexicano, situación que no favorece a Bueno.

El máximo logro ha sido llegar a semifinales con Atlas en el torneo de Apertura 2014, en tres ocasiones se ha quedado en cuartos de final: una también con rojinegros, otra con Santos y una más con Jaguares de Chiapas. En liguillas los números no indican grandes cosas y en contraste con muy pobres: sólo dos triunfos de 10 partidos dirigidos.

El próximo torneo comenzará en Agosto, los aficionados del Cruz Azul están descontentos, no quieren un técnico que salve equipos del descenso como Sergio Bueno, quieren un técnico que les facilite la satisfacción de ser campeones, que los haga sentir como el equipo grande que significa, que logre la novena estrella, el noveno campeonato; ya están hartos de quedar a un paso y no lograr el triunfo importante; menuda tarea que tiene el nuevo entrenador celeste.

Suerte a Sergio Bueno en esté difícil trabajo que tiene, depende de él ganarse a la afición y hacer un buen papel para buscar el campeonato, o mantener el récord negativo y ser uno de los primeros entrenadores despedidos, situación que se da muy frecuente en el balompié mexicano. #Deportes Ciudad de México #Torneo Clausura