Parece que todos lo quieren en su equipo pero ninguno está dispuesto a dar el paso final para integrarlo a sus filas.

Aún con pocos minutos en la cancha, Javier Hernández ha demostrado en las Chivas de #México y en el Machester United y el Real Madrid su eficacia como goleador, pero no ha logrado consolidarse.

Contratado por los Red Devils a petición del mismísimo Alex Ferguson, Hernández tuvo buenos números con el equipo de Manchester a pesar de no consolidarse como titular al tener como rivales en la delantera del equipo de Old Trafford a jugadores como Wayne Rooney, Robin Van Persie, Dimitar Berbatov y últimamente a Danny Welbeck.

Su apresurado traspaso al Real Madrid, como sustituto de Álvaro Morata, quien fue transferido a la Juventus, no resultaba muy alentador si se tomaba en cuenta que la delantera del equipo español estaba integrada por estrellas como Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema. Y así fue. Chicharito sufrió en la banca, donde él mismo reconoció haber sentido frustración por su falta de juego.

Apenas tuvo algunos momentos de gloria con goles aislados que si bien mantuvieron decente su promedio de goles, no le brindaron la exposición mediática y continuidad de juego por un hombre como él, ambicioso y con tirón mediático, pero que nunca se consideró verdaderamente necesario en el equipo madrileño.

En las últimas semanas se le ha vinculado con el Inter, que será dirigido por el italiano Roberto Mancini, pero su llegada al equipo lombardo depende de la continuidad del argentino Mauro Icardi. Se dice que ya han ofrecido 10 millones de dólares al United por su pase, pero es sólo un rumor.

Otro de los interesados sería el Liverpool, equipo que se desprendería del problemático e inconstante Mario Balotelli, pero el equipo de Manchester estaría reacio a reforzar a su histórico rival, aunque si lo que quieren es por fin vender al Chicharito, tal vez sea el momento de plantearse su venta. También se ha hablado del Atlético de Madrid, una opción que seguramente no disgustaría a Hernández, pues su novia es española y no tendría que moverse de la capital española, aunque seguramente en el equipo que dirige Diego Simeone desempeñaría también un papel secundario, pues la delantera titular sería, a priori, ocupada por el francés Griezmann y el argentino Vietto, quien llegaría del Villarreal para suplir la bajada del croata Mario Mandzukic, quien fue traspasado a la Juventus.

Otras opciones menos atractivas para Chicharito son las de la Lazio de Roma e incluso alguna alternativa en la MLS de Estados Unidos, que quiere potenciar su alcance entre el mercado latino, algo que garantizaría la llegada de Javier Hernández, quien por supuesto tendría como prioridad continuar con su carrera en Europa.

Por el momento, lo único seguro en la carrera de Hernández es que jugará para la selección mexicana la Copa Oro en Estados Unidos. El resto, se definirá al ritmo que marque el mercado de fichajes en Europa. #Futbol