El pasado lunes 24 de agosto, Ricardo Ferretti fue presentado oficialmente como DT de la selección mexicana de #Futbol en un periodo de interinato que constará de cuatro partidos en los cuales el objetivo principal será conseguir el pase a la Copa Confederaciones de Rusia 2017.

En cuanto a la plantilla para los primeros dos juegos que corresponden a amistosos, la convocatoria la lanzó Héctor González Iñárritu a falta de timonel en el barco, por lo que los seleccionados que venían previamente de ganar el título de la Copa Oro 2015, quedaron casi intactos, sobre todo los que juegan en Europa. Con muy poca actividad, estos jugadores no tienen un lugar seguro en sus clubes y ahora, menos en el seleccionado tricolor dado que Ricardo Ferretti y su mano dura, no lo permitirá en esta ocasión, después de haber sido cobijados por Miguel Herrera hasta que fue destituido.

Con el cambio de estratega, y a pesar de que hubo solicitud por parte de Santiago Baños por obtener 'continuidad' en el plantel, no habrá mano blanda con jugadores que no estén en actividad constante con sus clubes. Incluso, el brasileño tiene la libertad de elegir a los jugadores que él quiera a pesar de que ya exista una convocatoria hecha a los clubes para la fecha FIFA que comprende del 4 al 8 de septiembre.

Los casos concretos son los de Guillermo Ochoa, Jonathan Dos Santos y Rafael Márquez. El primero de ellos, desde su llegada a España se topó con pared camerunés y no ha podido conseguir una titularidad en un club de media tabla de La Liga española; el segundo, se quedó desamparado en el Villarreal de España después de que su hermano 'Gio' decidió convertirse en uno de los deportistas latinos mejor pagados; y por último, el canterano del Atlas de Guadalajara, está en la parte final de su carrera, en la que las lesiones lo aquejan con mayor frecuencia que, incluso, cuando era un futbolista constante y vivió sus épocas doradas con el Barcelona.

A esta lista se añade Alan Pulido, jugador que, según Ferretti, al no ser utilizado en procesos anteriores, no tendría por qué estar en el presente del Tri.