El pasado fin de semana, España enfrentó a Eslovaquia en una jornada más de la fase de clasificación rumbo a una nueva edición la Eurocopa 2016.

El duelo, desde el plano #Futbolístico, no tuvo reales complicaciones para La Furia Roja, quienes supieron aprovechar las oportunidades y recuperaron con este resultado el sitio que le pertenece en su sector de la clasificación. Silva, Iniesta y Busquets fueron la batería que Del Bosque venía buscando desde Brasil 2014 y la fiesta de hizo en Oviedo.

Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas y algo tenía que desentonar con el buen ánimo de la selección, un futbolista tuvo un partido complicado desde la tribuna gracias a los abucheos otorgados de manera magistral por el respetable.

Anuncios
Anuncios

Se trataba de Gerard Piqué, jugador acostumbrado a vivir y meterse en problemas sin saberlo e inmutarse por lo que sucede. El catalán fue abucheado buena parte del partido por simple rivalidad y odio deportivo hacia el Barcelona. No había otra razón contundente que hiciera pensar otra cosa.

Y es que Gerard, a pesar de tener compañeros blaugranas dentro de la selección española, últimamente se ha convertido en el "coco" del madridismo, sin embargo, también se le puede añadir el hecho de participación política que tiene el jugador con respecto a la situación entre Cataluña y España, al grado de que se expresó abiertamente en favor de la afición que abucheó (como ahora a él) el himno de España durante la final de la Copa entre el Barcelona y el Athletic.

A raíz de este par de hechos, en donde Piqué ha mostrado su apoyo incondicional y abierto hacia Cataluña (ya sea a través del Barça o de declaraciones políticas), el seleccionado español sabía de antemano que cualquiera de las dos situaciones lo pondrían entre la espada y la pared ante la afición española en Oviedo.

Anuncios

Consecuencia de esta reacción del público, Sergio Ramos, Iker Casillas y el mismo Del Bosque han manifestado su apoyo, ya que consideran que esta situación sobrepasa las situaciones deportivas de la selección, sin embargo, la Real Federación Española tiene intenciones de mover de sede el duelo entre España e Inglaterra que originalmente se llevaría a cabo en el Santiago Bernabéu.