"Yo soy el hombre adecuado para este trabajo. Soy el hombre que hizo muchas cosas buenas para el Chelsea y no me siento deprimido", destacó el entrenador José Mourinho para justificar la derrota liguera de su equipo ante el Everton por 3 a 1. El revés significó el peor inicio del Chelsea en 29 años, mientras que para José Mourinho representó el peor inicio de su carrera como entrenador (tres derrotas en cinco partidos).

A pesar del mal momento, The Special One se considera capaz de revertir la situación de un equipo al que hizo campeón en la temporada pasada. "Soy el hombre adecuado para este trabajo. No creo que haya nadie mejor" afirma un confiado Mourinho, alabado por su carrera como entrenador, misma que despegó tras los buenos resultados cosechados con el cuadro blue

Para la temporada 2004/2005 Mourinho fue contratado por el equipo inglés tras triunfar con el Oporto.

Anuncios
Anuncios

Apenas aterrizó en Inglaterra y la maquinaria del otrora traductor comenzó a funcionar. En su primer año, el Chelsea volvió a ganar la liga inglesa tras más de 50 años sin hacerlo. Lo hizo con autoridad y dejó en el camino a equipos acostumbrados a ganar la Premier como el Manchester United y el Arsenal. Las vitrinas se redondearon en esa temporada con la obtención de la Football League Cup y la Community Shield.

Si 2005 había sido el año de despegue para la plantilla londinense, 2006 fue el año de la confirmación. El dominio en Inglaterra permaneció con otra Premier League ganada con bastante ventaja. Aquel Chelsea no era un equipo espectacular pero ganaba sus partidos en base a una defensa sólida liderada por John Terry, un mediocampo sobrio en el que hombres como Essien, Makélélé y Lampard construían el juego y una delantera efectiva que contaba con la presencia del temible Didier Drogba.

Anuncios

En su último año (2007) de su primera etapa en el Chelsea, Mourinho logró la Football League Cup y la Football Association League Cup. El único pendiente fue la Champions League, torneo negado hasta el momento para Mou como técnico del cuadro inglés. 

La actual situación es delicada aunque para Mourinho aún es posible recuperarse: "Hasta que matemáticamente sea imposible vamos a intentar ser campeones. Dependemos de muchas cosas, incluyendo nuestra mejoría. Cuando estás a muchos puntos dependerá de lo que hagan los demás". Recuperar la solidez defensiva y mejorar la transición en el juego son algunas de las tareas pendientes para el Chelsea. Y si hay alguien que puede sacar el barco del naufragio es Mourinho, hombre idolatrado por la afición de Stamford Bridge, encantada por el protagonismo y proyección que el hombre nacido en Setúbal les ha dado. #Futbol