El 16 de mayo del 2015, el presidente, Enrique Peña Nieto, designó al Maestro Alfredo Castillo como el titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

Durante los último meses, la Conade, bajo la dirección de Castillo, se ha dedicado a realizar numerosas auditorías a federaciones de las cuales han desprendido algunos seguimientos que han puesto en hacke a algunas como la de Tiro con Arco, Boxeo amateur y béisbol.

Según federativos, ha parado el suministro de los recursos que el Gobierno Federal tiene destinado para ellas, con la finalidad de parar de golpe el desvío de recursos que se encuentran bajo sospechas en más de una federación.

Estas situaciones han conllevado a un escenario de críticas por todos lados. Los medios de comunicación han volteado a ver el problema de las federaciones y a exhibir a estas bajo la sospecha de corrupción. Por otro lado las críticas contra Castillo no se hicieron esperar pues muchos de nuestros atletas, incluído un servidor, tuvimos que "botear" para poder acudir a nuestros campeonatos internacionales, pues las federaciones se excusaron bajo el pretexto: " La Conade no nos ha dado el presupuesto, no tenemos dinero. Si quieres ir, te inscribimos pero el dinero lo tienes que conseguir tú."

Nos encontramos con distintas publicaciones en foros y en Facebook con el matiz de campañas en búsqueda del apoyo de la sociedad para conseguir los recursos para asistir, así como las fotos de los chicos de boxeo pidiendo cooperación en el transporte público.

Pero vayamos un poco atrás. Más de una federación acostumbra a enviar a sus familiares a los lugares a donde acuden los atletas, justificando ese gasto como una inversión necesaria para el deporte, existen los casos en los que se inflan las cifras pagadas por viáticos, uniformes, entrenamientos, etc.

Desde siempre se ha sabido de casos en los que los atletas tienen que solventar el costo total que implica asistir a las justas deportivas, y entonces en estas situaciones el escenario no ha cambiado.

Además, existen otros puntos muy importante que las federaciones pueden usar para protegerse: Son Asociaciones Civiles, es decir, se autogobiernan y: Son la máxima autoridad para el deporte o deportes que representan, y son ellos quienes deciden quienes van o no a los campeonatos.

Es decir, Alfredo Castillo no se equivoca al ir tras de las irregularidades que ejercen los directivos de las distintas federaciones, pero quizá haga falta un mecanismo para proteger a los atletas y entrenadores frente al escenario que se vive en el deporte mexicano.

Quizá, usted lector, podrá preguntarse ¿de qué bando me pongo? No es una pregunta fácil de responder, pero podemos repasar algunos puntos: 

  • Existen federaciones que no tienen ningún reparo al lucrar con los sueños de atletas, y sumado a esto el desvío de recursos del Gobierno Federal.
  • El freno existente para el destino de los recursos otorgados por el Gobierno Federal por parte de la Conade.
  • La intención de Alfredo Castillo de poner orden en el deporte federado.
  • Los atletas que nos encontramos en medio de esta situación y que muchas veces nos sabemos que hacer para ayudar a que el problema se solucione.

Para concluir con la opinión personal que se plantea desde el subtítulo de esta columna: es un escenario muy complejo que conlleva a dejar a muchos atletas huerfanos de instituciones que los acojan, pues las propias se lavan las manos aprovechando la situación actual, pero que en muchos casos siempre ha sido así existiendo o no los recursos necesarios para apoyar al deporte. No conozco al Maestro Castillo, y tampoco soy afín al grupo político al que pertenece, pero si tengo que darle mi voto de confianza a alguien, en este momento se la doy a él, pues para mí representa una esperanza para el deporte mexicano.  #Juegos Olímpicos