Con un marcador de 24-10, los Broncos de Denver ganan el “#Super Bowl 50”, o como los medios de comunicación le dicen “El Partido de Oro”, efectuado en el Levi’s Stadium en Santa Clara, California con 70 mil aficionados congregados y otros 120 millones de espectadores en Estados Unidos.

Y a pesar de que fue Payton Manning quien se llevó los aplausos y las ovaciones en el Súper Tazón; el verdadero héroe del partido, o al menos quién metió más puntos en el encuentro fue el pateador McManus, quién consiguió goles de campo de 34 yardas en el primer cuarto, otro de 33 yardas en el segundo cuarto y un último gol de 30 yardas después del medio tiempo, sin embargo, otra pieza fundamental del match fue el ala defensiva, Malik Anderson, que anotó el primer touchdown gracias a un Fumble del Quarterback de Panthers, Cam Newton.

Anuncios
Anuncios

 

Por su parte el equipo favorito para ganar este encuentro (Panthers) se notó muy nervioso y desconcentrado durante todos y cada uno de los cuartos del partido, la mayor decepción en la historia de la #NFL; un equipo de trayectoria casi invicta con 14 victorias y una derrota durante la temporada regular fue prácticamente avergonzado durante los 60 minutos del partido.

Un fumble en la yarda 5, un gol de campo fallido en la segunda mitad del partido y numerosos pases incompletos por parte de Cam Newton fueron las razones para que el favorito en las apuestas decepcionara a más de 120 millones de espectadores.

Peyton Manning no aseguró si se retiraría, solamente anunció que está ansioso por llegar a su casa y beber mucha cerveza, gusto que es bien merecido al conseguir su segundo anillo de la NFL y su segundo trofeo Vince Lombardi.

Anuncios

Un partido que no se puede comparar con la adrenalina y emoción que se vivió en el “Super Bowl XLIX” Patriots vs Seatle; empero, no todo el show fue una desilusión, tal y como se había prometido, el espectáculo de medio tiempo fue un evento memorable con la participación del talentoso grupo británico Coldplay, además de Bruno Mars y Beyoncé  quienes no dudaron en cantar a unísono Uptown Funk sobre un escenario psicodélico muy al estilo Coldplay. #Futbol americano