El fútbol es capaz de hacer cosas maravillosas: desde crear escuela entre los más jóvenes por un regate, hasta permitir las mejores revanchas #Futbolísticas con poco tiempo de margen. Este es el caso de las selecciones argentina y chilena de fútbol. A partir del próximo 3 de junio se disputa en EEUU una #Copa América especial, una Copa América centenaria de la cual ya se ha celebrado el sorteo.

El morbo está servido. En el grupo D de dicha competición estarán las selecciones de Argentina y Chile, rememorando la última final de este torneo que se saldó con victoria chilena en la tanda de penaltis. Compartirán grupo con Panamá y Bolivia, dos de las selecciones más flojas. 

El resto de grupos son los siguientes: 

En el grupo A se dan cita los anfitriones Estados Unidos, con Colombia, Costa Rica y Paraguay, en un grupo muy competido que puede dar alguna sorpresa.

En el B es turno de ver a la Brasil de Neymar, dependiendo si el FC Barcelona le permite jugar Copa América y JJOO como el jugador pretende, junto a Ecuador, Haití y Perú, semifinalista en la pasada Copa América. 

En el grupo C se encontrarán México, que se espera que presente el equipo de gala y no el que presentó en la pasada Copa América con jugadores sub-23, Uruguay, Jamaica y Venezuela. 

Y en el D el ya comentado grupo del morbo entre Argentina y Chile, acompañados de Panamá y Bolivia. 

Se unen más favoritos

Cada vez es más difícil hacer pronósticos sobre quién se puede hacer con la Copa, aunque tanto Argentina como Brasil siempre están en las quinielas como posibles campeones. La albiceleste lleva desde 1993 sin ganar una Copa América. El dato para la esperanza es que, en los dos últimos grandes torneos que ha participado, ha llegado a la final. 

Brasil es el favorito siempre que se hace sorteo de un torneo gracias a su historia y los jugadores que tiene, pero últimamente se unen más selecciones con grandes opciones a campeonar. La primera de estas nuevas candidatas es la selección con más Copa América: Uruguay. Desde hace unos años, los charrúa tienen un estilo y una manera de jugar muy definida y la aplican a las mil maravillas. Desde la solidez defensiva que impregna Godín y que pasa por un doble pivote rocoso, Uruguay se transforma en un hueso duro de roer en defensa. Además, cuentan con Luis Suárez y Cavani en ataque para hacer lo que mejor saben, golear. 

Otra selección con opciones es la actual campeona Chile, obviamente. Con una columna vertebral ya definida con Bravo, Medel, Vidal y Alexis Sánchez, la nueva selección de Pizzi llega a este torneo como actual campeón y uno de los grandes favoritos. 

El papel de anfitrión también es clave. Estados Unidos juega en casa. En los últimos torneos que ha disputado ha demostrado que ya hace mucho tiempo que dejó de ser una selección del montón para convertirse en puntera en éste tipo de competiciones. 

Una de las grandes tapadas puede ser México. Recientes ganadores de la Copa Oro, y con Chicharito recuperado para la causa en Leverkusen y con un Carlos Vela que parece otro en este 2016, las opciones en ataque de México se reactivan. Luego los Guardado, Héctor Herrera o Marco Fabián ya hacen el resto. 

Y para acabar, se cierra la terna de favoritos con la gran incógnita que es Colombia. La pasada Copa América posiblemente fue uno de los grandes fracasos de la competición, al igual que en el mundial anterior. Pese a que tiene jugadores de gran calidad, parece que no acaban de funcionar como equipo y están demasiado expuestos a la creatividad de su mejor jugador James Rodríguez, que no está pasando por su mejor momento en el Real Madrid. 

En la Copa América del morbo, varios son los candidatos a ganar y sólo uno lo hará. A partir del 3 de junio hablará el fútbol.