Un último cuarto de hora brillante hizo que los azulgrana culminaran un espectacular resultado en un gran partido realizado por ambos equipos. Y es que Barcelona y Celta, dos de los equipos con un juego más entretenido de toque tuvieron grandes ocasiones en ambas porterías.

El Barcelona puso en su alineación a Bravo, Alves, Piqué, Mascherano, Alba, Busquets, Sergi Roberto, Iniesta, Messi, Suarez y Neymar. Mientras que el Celta jugó con Sergio, Johny, Mallo, Cabral, Planas, Wass, Radoja, Pablo, Beauve, Señé y Guidetti.

El Celta venía de caer eliminado en las semifinales de la Copa del Rey ante el Sevilla y quería rehacerse con un buen resultado, y empezó el partido muy enchufado con buenas ocasiones de Señé y también por parte de Planas con un buen tiro desde el interior del área que Bravo tuvo que parar. El Barcelona, se fue metiendo en el partido y tras alguna buena ocasión, en un lanzamiento de falta, Leo Messi, realizó un magistral lanzamiento con la pierna izquierda colocando el balón por la escuadra del portero vigués. El Celta aún tuvo alguna buena ocasión como un peligrosísimo tiro de Beauvue que tuvo que rechazar el chileno Claudio Bravo. El Celta buscaba frenar la salida del balón creando fuertes presiones.

Al inicio de la segunda parte, todo cambió a favor de los intereses azulgranas, y es que nada más empezar, ya hubo una buena ocasión en una gran jugada por parte de Neymar, que hizo una asistencia a Luis Suarez y éste, remató el baló que se marchó cerca del palo de la portería, y al rechace, Segi Roberto, no pudo culminar la jugada. Poco después, Messi realizó una espectacular asistencia por alto para que Luis Suarez marcara el gol. Esto no hizo que el Celta se intimidara y continuó teniendo alguna buena ocasión de gol, con ocasiones de Guidetti y Wass.

Ya con el último cuarto de hora, el Barcelona se puso las pilas y todo empezó con una bonita jugada del brasileño Neymar que tras superar a Sergio, el portero del Celta, dejó el balón a Suarez para que solamente tuviera que empujarlo a portería. Después de estollegó el momento histórico de la noche, y es que tras un claro penalti de Johny a Messi dentro del área, el argentino se dispuso a chutarlo, y para sorpresa de todos, emuló la jugada histórico que hizo Johan Cruyff cuando era futbolista, y es que cuando todos pensábamos que iba a chutar, realizó un ligero pase para que Suarez lograra su "hat-trick" particular.

Y ahí no quedó la cosa,  y es que aún hubo dos goles más, por parte de Rakitic a pase de Suarez,  y también el gol por parte de Neymar. Con éste resultado, el Barça se acerca paso a paso a la conquista de la Liga, y es que parece que los azulgrana van directos a por su segunda Liga consecutiva. #Futbol #Barcelona FC