Hemos llegado al primer tercio de la Liga MX y todo está en turco: nuevamente el norte es el que manda, como en los últimos torneos.  Las razones son sencillas: Resultados, contrataciones, estadios, etc. Monterrey y Pachuca dominan tras seis fechas, la pandilla finalizó noveno lugar el torneo pasado, a sólo cuatro puntos del octavo, dejándonos con un mal sabor de boca por el potencial ofensivo que posee; Funes Morí, Cardona, Dorlan Pabón y Carlos Sánchez han arrollado a las defensas en el actual torneo, excepto a la del sublíder (Pachuca).

Los Tuzos son el único equipo invicto del torneo y después de tener un mal desempeño el torneo anterior han logrado consolidar el proyecto deportivo: el trabajo de Alonso está dando sus frutos y por fin se ve la mano del técnico en el equipo, Pachuca presume ser el único invicto del torneo con cuatro victorias y dos empates, además de ser la mejor ofensiva (15 goles) y la mejor defensiva junto a América, si de las águilas hablamos tenemos que destacar a su capitán: Rubens Sambueza. La disciplina ya no es un tema que preocupe al capitán y al resto del equipo, la única alarma es la constante irregularidad del equipo en sus encuentros y los cuestionamientos al técnico dependen mucho de el ultimo resultado obtenido, las contrataciones no han terminado de embonar en el rompecabezas azulcrema, por momentos sufre en demasía pero otros se ve eficiente sin importar el rival.

León tuvo un gran inicio pero la marcha de su anterior técnico en la jornada 4 llegó a desestabilizar su funcionamiento Pizzi, probará suerte en Chile, con la roja. Mostró un #Futbol ofensivo junto a un equipo equilibrado, concepto que desconoció en el torneo pasado en el cual alterno goleada a favor con goleada en contra. Su lugar fue ocupado por Luis Fernando Tena, quien declaró que de momento no tocará el equipo pero buscará ir acercando el equipo a su estilo y a su esquema, de momento cuenta con dos derrotas y una victoria por la mínima. El tiempo será el principal rival del equipo y el cuerpo técnico, porque la exigencia es conseguir resultados de manera inmediata, aunque los directivos no lo digan.

El actual campeón ha mostrado irregularidad. ¿Será la famosa campeonitis? Tigres ha dejado ir puntos ante rivales inferiores tanto de local como de visita, algunos hablan del fin del efecto Gignac pero es injusto hacer responsable solamente al francés cuando es un plantel tan basto de grandes jugadores. Los “Tigueres” tienen el mejor plantel del fútbol mexicano y seguro este bache es temporal.

Cruz Azul, Tijuana y Santos tienen un nuevo proyecto liderados por técnicos de experiencia y calidad comprobada, que de a poco empiezan a imponer su estilo y carácter en sus equipos. Los de la capital, “ya no duermen” gracias a Tomás Boy según sus ex jugadores, aunque solamente han ganado dos partidos en el actual torneo y ante rivales sumergidos en la tabla, mientras que los de la frontera no están muy lejos del rendimiento de los celestes pero sorprendieron en el volcán al actual campeón y buen funcionamiento ayuda a mantener la esperanza en el equipo de Herrera.

La comarca arrastró la corona después de ser campeón algo que cambió con la llegada de Zubeldia, quien le transformó la cara al equipo de manera inmediata aunque los resultados contra equipos importantes no se les han dado, la propuesta del joven técnico argentino ha sido refrescante y un gran acierto de la directiva de la Laguna. 

Continuará...