El día de ayer (miércoles 10 de febrero) se llevaron casi de manera simultánea los partidos de la selección (partido Molero) y del Puebla (repechaje a libertadores).

Puebla; antes que nada me gustaría felicitar y dar mi admiración a Pablo Marini quién con muy poca materia prima (jugadores) ha conseguido dar un estilo y dinámica a un equipo con problemas para armarse cada temporada, le dio la seriedad correspondiente a una copa como la libertadores, ahora pasando un poco al análisis de la eliminatoria, los 3 goles del Racing fueron errores groseros del Puebla y en el partido en Argentina renunció al balón y cuando quiso reaccionar cayó el gol de "la academia".

Anuncios
Anuncios

Creo que  los equipos mexicanos no aprenden del pasado y esto siempre repercute en el futuro, no han aprendido que la libertadores es un torneo diferente y que difícilmente se puede ganar con un estilo diferente al sudamericano, Puebla jugó mejor pero no vale de nada ya que los argentinos metieron los goles en los momentos aduados, en fin Toluca y Pumas tendrán que sacar la cara por los clubes de #México.

Ahora le toca a la selección; siempre abordar este tema es difícil y más en un partido "molero" como contra Senegal, siempre hacer partidos de selecciones fuera de fecha FIFA es complicado por la convocatoria y por encontrar buenos rivales, en fin se jugó contra un rival de un nivel bajo y con muy poca experiencia.

La escuadra senegalesa cabe resaltar que era un cuadro sub22 y los jugadores de la liga local (liga mx) deberían tener mayor nivel al de los africanos, obvio no fue así, el primer tiempo fue para sacarse los ojos con una cuchara, la saga defensiva se vio muy mal y por buena actuación de Corona se salvo el Tri, en ofensiva nada que rescatar, no tuvieron ideas claras y no generaron peligro, el segundo tiempo cambio y a pesar de no ser tan exigida la defensa se veía endeble, la ofensiva mejoró por la entrada de Pizarro que se conectó muy bien con El "Chuky" Lozano.

Anuncios

El resultado fue favorable para los tricolores pero el equipo dejó más dudas que certezas y 15 minutos de contundencia fueron suficientes para que Osorio saliera con una sonrisa.

Hablando a título personal me preocupa ver a un tipo (J.C. Osorio) salir a la conferencia de prensa con un discurso que aturde y tratando de marear a la gente hablando de táctica y sin responder directamente a las preguntas, es preocupante ver que el DT dice que su estrategia es buena y que los errores fueron personales, que el acierto fue entrenar los centros con Candido, ¿o sea los errores son culpa de los jugadores y los aciertos son procedentes de él? El ego del colombiano es enorme y le va a cobrar factura cuando los resultados no empiecen a llegar. #Futbol #Deportes Ciudad de México