Corren tiempos complicados para Newell’s. El conjunto leproso no pudo con un Central que hoy por hoy, es muy superior. 

El partido fue dominado de principio a fin por un Central que convence y se ha reforzado bien a pesar de algunas bajas sensibles que ha tenido. No así el equipo entrenado, hasta ayer, por Lucas Bernardi, que no sólo no ha hecho contrataciones de nivel sino que tampoco se ha renovado. El encuentro dejó muchas dudas en el equipo del Parque de la Independencia que arranca la temporada con dos derrotas y con algunos jugadores que mantienen la tónica de la pasada campaña.

El encuentro no dejó tanta diferencia en lo #Futbolísitco ya que la plantilla de Central es equiparable a la de su vecino. Pero donde si que los Canallas fueron infinitamente superiores fueron en ganas, y con esfuerzo y empeño también se ganan partidos. Los de Bernardi tuvieron problemas en la circulación de balón, laterales débiles defensivamente y una plantilla demasiado joven como para sacar ellos solos la situación adelante. Ilusiona Boyé y se aprecia el esfuerzo de Scocco, pero la hinchada no puede más con Maxi. El capitán leproso es una sombra de lo que fue y a sus 35 años parece que la situación es de difícil solución. Por su parte los de Gigante de Arroyito están de dulce.

Sus dos delanteros, Larrondo y Ruben, están en un momento fantástico que alargan desde la pasada campaña y parece que el Chacho ha encontrado a su mediapunta ideal, Gio Lo Celso. Este talentoso ‘’10’’ proviene de la cantera canalla y es la gran esperanza de futuro. Con apariciones esporádicas la temporada pasada parece que se está asentando en el 11 de Coudet.

Parece que se puede afirmar de manera oficial que Lucas Bernardi deja de ser el DT. Ocho meses. Ocho meses de dudas y de crédito por ser quién fue, ya que en todo este tiempo no ha dado con la tecla para que el equipo funcionase. Bernardi sale por la puerta de atrás, una leyenda de futbolista que ha fracasado como entrenador en el equipo de su vida, del que fue capitán y levantó el último título del club en 2013.

Quizá es algo cruel comparar a ambos entrenadores pero la verdad es que no hay color. Llevando prácticamente el mismo tiempo uno y otro en el cargo, Coudet seis meses más, y siendo para ambos su primera experiencia en los banquillos, los resultados del Chacho son abrumadores. En año y medio al frente del equipo ha quedado tercero en la Liga y Subcampeones de la Copa, con un presupuesto muy inferior al de sus competidores.

El clásico de Rosario deja algunas conclusiones: Newell's necesita elecciones y una renovación deportiva urgente, mantener a los jóvenes y contratar a un entrenador con experiencia que sepa enderezar al equipo. Por parte de central debe continuar así, compitiendo y ganando partidos.