7 a 0, así de contundente se mostró el conjunto blaugrana ayer por la noche al derrotar a un inofensivo Valencia. Ya desde el inicio del partido, el conjunto de Luís Enrique marcó el camino que seguiría durante todo el encuentro, dejando sentenciada la eliminatoria des de el pitido inicial del colegiado.

El partido lo inauguró Luís Suarez, tocado por una varita mágica este año, en el minuto 6 de partido. Una recuperación de balón en campo propio origino un contrataque que término el delantero Charrúa a pase de Neymar. Punto y aparte merece el segundo tanto, otra vez obra de Suárez, en una jugada de ensueño. Pase milimétrico de Sergio Busquets des de tres cuartos de campo para Aleix Vidal, que sin que apenas el balón roce el suelo da el pase de la muerte hacia atrás, donde Luis Suarez la empalma poniéndola lejos del alcance de la defensa y del portero valencianista.

Y así llegamos al 29’ donde Messi culmina otra maravillosa jugada, taconazo de Neymar incluido, que terminaba ya con las esperanzas de un Valencia, que encima se quedaba con 10 en el descuento de la primera parte por la expulsión, en mi opinión, injusta de Mustafi y con un penal el cual sería errado por Neymar, dejando en evidencia una de las mayores carencias de este Barcelona.

La segunda parte, empezó igual, un Barcelona que se gustaba y que buscaba la portería contraria con un trio que quería más y no se iba a detener. La anécdota del partido llegó con la entrada del último fichaje invernal de la escuadra “Che”, Chéryshev, que debutó con su actual equipo en el minuto 12 de la segunda parte y fue recibido con una “sarcástica” ovación por parte de la afición blaugrana, a gritos de “¡Chéryshev te quiero!” el ex madridista contempló, apenas pisaba el césped con su nueva camiseta, el 4 gol blaugrana obra de Messi a asistencia de tacón de Suárez.

El 5 gol que culminaba con el trio de Messi, es un buen resumen de lo ocurrido en el partido de ayer, y de la actitud del Valencia, tanto defensiva como ofensiva. Recuperación de Adriano en campo propio, salida veloz hacia Neymar, con la defensa en cuadro, error del brasileño a la entrega de la asistencia y despropósito total de la defensa valenciana, que no la saca de su área y esto es aprovechado por un Messi muy listo que roba el balón dentro del área para terminar marcando ante los ojos de hasta 5 jugadores más el portero “che”.

Ya finalizando el partido, Luis Suárez rubricó una de sus mejores actuaciones como culé, con su 3 y 4 gol el primero a centro de Adriano y con un remate preciso y precioso allí donde el guardameta no puede llegar y el segundo a 4 minutos del final con un remate de 9 clásico con una asistencia entre líneas de un gran Arda Turan, al cual parece que no le es necesaria adaptación para brillar.

Un resultado final en un 7 a 0 que no sólo deja la Final de la Copa del Rey en bandeja a un Barcelona; imparable en este 2016,  que acumula 27 partidos invicto y amenaza a todos los demás equipos, sino que denota, por otro lado, a un triste Valencia, que a pesar de llevar 11 partidos sin ganar en Liga había sido capaz de empatar con este mismo Barcelona y contra el Real Madrid.

Hoy se completará la ida de las semifinales con el enfrentamiento entre Sevilla y el Celta de Vigo en tierras andaluzas, para ser completadas la semana siguiente con la vuelta. A falta de esta, podemos concluir que sin una gran debacle ya hay un primer finalista, el F.C Barcelona. #Futbol #Barcelona FC #Lionel Messi