Haber tenido un pésimo papel en la pasada edición del Clásico Mundial de Beisbol, quedando fuera en la misma primera ronda, orilla a #México a buscar su clasificación en las eliminatorias para el evento, una etapa novedosa para la siguiente versión del World Baseball Classic, pues hasta ahora, los boletos se daban por invitación.

Es por eso que la Selección Mexicana deberá ganarse su cupo en los clasificatorios que tendrán lugar en Mexicali del 17 al 20 de marzo en el Estadio B-Air. Los rivales son, hasta cierto punto, algo que pasa a segundo término, sin afán de menoscabarlos. Por cierto, son Nicaragua, Alemania y República Checa los equipos contra el que la novena de México abre las hostilidades el primer día de competencia.

Anuncios
Anuncios

¿Por qué pasan a segundo plano los oponentes? Sencillo: no hay peloteros disponibles para ensamblar una sólida y competitiva representación. Mucha gente podría decir que quizás no los haya, pero la realidad es que sí. Algunos de ellos están en las Grandes Ligas, otros en las ligas menores estadounidenses y el resto en ligas de otros países y, desde luego, en la Liga Mexicana de Beisbol.

¿Cuál es el problema? Una enconada rivalidad entre el titular de la Federación Mexicana de Beisbol, Alonso Pérez, y la LMB. Incluso el año pasado, uniéndose con la Liga Mexicana del Pacífico, desconocieron a Pérez y con el apoyo del dirigente del deporte en México Alfredo Castillo intentaron instaurar una nueva federación, desconociendo a la FEMEBE. Aunque la moción no tuvo éxito por el apoyo de las asociaciones estatales al organismo.

Anuncios

Esto sólo puso las cosas peores, y esto no termina aquí, sino que en unos cuantos días podemos empezar a ver con mayor detalle las consecuencias de este distanciamiento entre ambas partes, cuando el manager designado para este importante compromiso, Edgar González, hermano de la estrella de los Dodgers de Los Ángeles, Adrián, intente ensamblar un equipo con recursos humanos muy limitados.

La semana pasada, en una charla telefónica con Alonso Pérez, se mostraba optimista de que se podía armar una selección competitiva. Mencionaba a jugadores de Ligas Mayores como Adrián, Roberto Osuna, Marco Estrada o Yovani Gallardo, éste último agente libre al momento de la conversación, y diciendo que eso le iba a ayudar a proyectarse, pero el michoacano firmó por 35 millones de dólares y tres años con los Orioles de Baltimore el sábado, lo cual hace ahora más complicada la presencia de Yo en la Selección.

Los ligamayoristas son el plan A de Alonso Pérez, pero dice que el plan B sería utilizar peloteros de las ligas menores, méxico-americanos, y a algunos de Liga Mexicana.

Anuncios

Decía que, equipos como Sultanes de Monterrey, Toros de Tijuana, Rojos del Águila de Veracruz y Tigres de Quintana Roo, son los que le habían manifestado su apoyo y la facilidad de otorgar peloteros para la competencia. Pero en una reunión de presidentes de la LMB esta misma semana, la liga dijo que no ha recibido petición formal de solicitud de préstamo de peloteros.

Este panorama sólo nos deja un mal augurio, que puede ser el presentar una Selección de baja calidad o con peloteros que poco o nada están enganchados con la afición mexicana. Y eso no es todo, sino que aquellos peloteros que deseaban ser vistos en esta eliminatoria para buscar un sitio en un entrenamiento primaveral o tener un llamado a las Mayores, se ve complicado, pues ninguna de las dos partes parece querer arremangarse la camisa para ir a la mesa y sostener un diálogo con la finalidad de resolver de una vez por todas las rencillas. Los grandes afectados de este clima de animadversión son los aficionados y los peloteros, no hay más.

¿Sabías qué?

Tras la salida del beisbol del programa olímpico, MLB creó el Clásico Mundial de Beisbol con la intención de ayudar a darle un empuje global a este deporte.Si consiguieran ganar adeptos, el Comité Olímpico Internacional volvería a admitirlo en su programa y, de paso, hacer que incrementara su popularidad.