Tercer partido de Champions analizado. Primero del miércoles 17 y uno de los más sorpresivos y de los que menos llaman la atención al gran público. Bélgica y Alemania se sitúan entre la élite europea. Dos equipos a los que nadie esperaba han hecho su aparición en los octavos de final de la Liga de Campeones 2015-2016.

Empezamos con el Gent. Koninklijke Atletiek Associatie Gent como se denomina oficialmente este club de la ciudad belga de Gante, se clasificó por primera vez a unos octavos de final, la primera vez en la que ha participado en la fase de grupos. Del mismo grupo que el Zenit el Gante sorprendió a todos y terminó en segunda posición de su grupo por delante de Valencia y de Lyon, logrando tres victorias seguidas en la segunda vuelta de la fase de grupos.

Entrenados por  H. Vanhaezebrouck y sin grandes conocidos para el público, el club belga tratará de disfrutar de su experiencia europea. Superadas altamente las expectativas cualquier partido entre semana será para disfrute y placer de sus aficionados. Entre los clasificados, este club posiblemente sea el menos conocido, y el menos seguido, pero como en cualquier competición deportiva, el sueño de las cenicientas cubren amplios reportajes.

A nivel táctico, forma con un curioso 3-4-2-1, un equipo basado en la defensa y ser resolutivos arribar, donde Depoitre es su hombre gol, aunque durante la fase de grupos no estuvo muy fino cara el gol logrando un solo gol y dejando el peso ofensivo del equipo en Milicevic autor de tres goles en seis partidos.

A parte de estos dos habrá que fijarse en Sels, su portero, uno de los mejores en la liga Belga y en sus tres centrales, de los cuales dependerá en gran parte las ilusiones de los seguidores del equipo belga, que están en una nube des de que el año pasado lograra su primera liga.

El rival del Gante, viene de la titánica (al lado de la belga) Liga Alemana, la “Bundesliga”, pero alejado de los focos de Múnich o del “hype” de Dortmund. El VfL Wolsfburgo, proveniente de la ciudad homónima, y patrocinado por la gigante automovilística alemana Volkswagen. Un equipo humilde, pero acostumbrado a las noches europeas. No hace tanto de su último título liguero en el  2008, pero durante los últimos años había vuelto a unas estadísticas más normales en ellos. Hasta que el año pasado fueron la auténtica sensación alemana en liga, terminando 2º a 10 puntos de un intratable Bayern.

Por lo referido a su fase de grupos, en su segunda participación, lograron la primera posición de grupo, por delante del PSV, el decepcionante Manchester United y el CSKA de Moscú.

Calificado como el equipo menos alemán durante buena parte del año pasado cuenta en sus filas con jugadores contrastados y de renombre, que le hacen partir como principal candidato a pasar la eliminatoria. En sus filas cuentan con los ex del Bayern de Múnich, Dante y Luis Gustavo así como a los delanteros Bas Dost y Niklas Bendtner y el ex del Chelsea Schürrle. Y sustituyendo a su gran estrella de la temporada anterior, Kevin de Bruyne por uno de los mayores talentos del fútbol germano, Julian Draxler, que llegó a principios de esta temporada por unos 35 millones de euros.

A parte de la plantilla cabe destacar el trabajo de Hecking como entrenador que ha logrado dar un toque especial, dando velocidad cuando el balón llega a los extremos para terminar rápidamente las jugadas. Soliendo partir del clásico 4-2-3-1 dando mucha importancia a la llegada de segunda línea de sus extremos y media puntas al terminar la jugada.

Y con esto poco más. Una eliminatoria un poco descafeinada para la gran masa #Futbolística pero la confrontación entre sorpresas de esta edición. Un equipo que sólo venía a disfrutar y una de las sensaciones del año pasado que este año a pesar de disfrutar de Europa no está atravesando su mejor momento en la Bundesliga, octavo clasificado en la actualidad. #Champions League