Se llevó a cabo en Nyon Suiza el sorteo de los cuartos de final de la UEFA #Champions League, ocho equipos en cuatro duelos que marcarán la historia de la sexagésima primera edición del máximo torneo de clubes en #Europa.

En el primer cruce la suerte puso a Wolfsburg, que por primera ocasión en su historia accede a esta fase ante el máximo ganador de la competición, el Real Madrid. El cuadro alemán basa sus esperanzas en lo que puedan hacer sus figuras Julian Draxler, André Shürrle y Nicklas Bendtner al llegar como víctima, apenas en su segunda aparición en el torneo, mientras que los merengues tienen una amplia experiencia en cuartos de final, fase en la que no han sido eliminados desde la temporada 2002-2003 ante Mónaco con global de 5 a 5, donde los goles como visitante marcaron su despedida, y en la que han avanzado en las últimas cinco ediciones del torneo.

El segundo duelo es el que disputarán Bayern Munich ante Benfica, quienes se han enfrentado en tres ocasiones distintas por competiciones europeas, con saldo favorable para los alemanes, que no han caído una sola vez ante los lusitanos. De hecho, los bávaros sólo han perdido dos partidos oficiales ante escuadras de Portugal, las dos ante el Porto, una final de Copa de Europa y la ida de los cuartos de final de la Champions League de la temporada anterior; las águilas portuguesas, no llegaban a estas instancias desde la temporada 2011-2012 cuando cayeron con global de 3 a 1 ante Chelsea.

Los cuartos de final también deparan una guerra civil entre Barcelona y Atlético de Madrid con un dejo de revancha. El cuadro blaugrana es un especialista en estas lides. Desde la temporada 2007-2008 han disputado esta fase de forma consecutiva y sólo en una de éstas fue eliminado. Hace dos años precisamente el cuadro que dirige Diego Pablo Simeone fue el verdugo, en la ida fueron superados por la mínima diferencia, para empatar en el Camp Nou a un tanto; los colchoneros llegan a cuartos de final por tercer torneo consecutivo, en las dos anteriores. También enfrentó a un cuadro connacional, el ya mencionado ante Barcelona y el año pasado, donde fueron eliminados por el Real Madrid, con gol de Javier ‘Chicharito’ Hernández, en el encuentro de vuelta disputada en el Santiago Bernabéu.

Por último, pero no menos importante, se determinó la eliminatoria entre Paris Saint Germain y Manchester City, que demuestra que el dinero también puede ganar partidos. Ambas organizaciones recientemente adquiridas por empresarios originarios del medio oriente, se han reforzado con jugadores de talla mundial con la intención de dominar sus respectivas ligas y obtener una copa de Europa. El cuadro parisino busca igualar su mejor actuación en Champions League cuando alcanzó las semifinales en la temporada 94-95 cuando fue eliminado por el Milan con un 3 por 0 global. Sin embargo, en las últimas tres ediciones se ha quedado estancados en cuartos de final; el cuadro inglés es un debutante en estas instancias, pero su técnico el ingeniero Manuel Pellegrini, ha llegado a esta etapa con anterioridad con dos equipos distintos: con Villarreal avanzó en 2006, al vencer al Inter de Milan y al frente del Málaga en 2013, quedó fuera al enfrentar al Borussia Dortmund.