La Premier siempre se ha caracterizado por ser la liga más competitiva (y constante debate de si también la mejor) de todas las que hay. Conocida también por sus sorpresas, en la que el colista puede ganar al líder en su campo por 0-2 y que no sea algo muy anecdótico, ésta edición de la Premier 2015/16 está siendo una de las más sorprendentes y a la vez disputadas de los últimos años. 

¿El motivo? El Leicester. Este equipo que se salvó milagrosamente la temporada pasada, fichaba como entrenador a Claudio Ranieri que acababa de ser destituido de la selección griega por su ridículo papel en la fase de clasificación para la Eurocopa de este verano.

Anuncios
Anuncios

Mientras Ranieri llegaba a Leicester, todo el mundo hacía sus cábalas y apuestas: que si Chelsea, que si éste iba a ser el año del Liverpool, que si el City se había reforzado mejor que nunca, y que Van Gaal ya había tenido su año de adaptación y que en éste sería cuando iba a campeonar.

Bien, 28 jornadas después, el Leicester de Ranieri lidera la Premier League desde la jornada 13 del campeonato, tan sólo cediéndolo en un intervalo de dos jornadas al Arsenal y una con el Manchester City. Con 57 puntos, y tres por encima de su perseguidor, el Tottenham (de eso ya hablaremos otro día), el Leicester se ha creído que puede ganar la liga y hasta cuando pinchan.

Esta pasada jornada, el Leicester jugaba antes que todos sus perseguidores. Los de Ranieri empataron ante el West Brom 2-2. Pues bien, tanto Tottenham, como Arsenal como Manchester City perdieron sus correspondientes partidos, dando por bueno el punto de los foxes ante el West Brom.

Anuncios

 

Vardy, Mahrez... y Kanté 

Para ser un equipo campeón, tienes que crear a ese equipo, no sirve con tener a los mejores. Y el Leicester es buena prueba de ello. Se ha puesto en manos de su delantero centro Jamie Vardy, que batió esta temporada el récord de marcar gol durante once jornadas consecutivas (récord que tenía hasta entonces Van Nistelrooy) y de Mahrez, un habilidoso mediapunta que se desenvuelve por banda derecha. Para todo lo demás, Kanté

Y es que este jugador francés procedente del Caen ha demostrado ser igual de importante que los dos que más lucen, con su anticipación, lectura de juego, resistencia, y porqué no, algún que otro destello de calidad. Aunque también cabe destacar todo el entramado defensivo del que ha dispuesto Ranieri al equipo. Con una táctica más del Calcio italiano que de la Premier, el Leicester ha hecho un equipo campeón con las sobras de otros como Huth o Simpson, y ha acertado en los fichajes libres como Fuchs o Albrighton (éste último llegó la temporada pasada).

Aun quedan diez jornadas, pero parece que tanto por mérito del Leicester como demérito de sus perseguidores, puede ser éste el año de la mayor sorpresa de la Premier y los foxes se alcen con el título de campeones de la Premier League por primera vez en su historia.  #Europa