Fue el lunes 1 de Julio de 2013 que comienza la era Guardiola con el Bayern de Múnich y la directiva del equipo bávaro convirtió en ese momento a "Pep" en el técnico mejor pagado en el mundo con 17 millones de euros anuales, cifra espectacular para cualquier aspirante a dirigir a uno de los clubes más importantes a nivel mundial.

La directiva del Bayern encabezada por Karl-Heinz Rummenigge, director gerente, contrató a Guardiola para sustituir al alemán Josef Heynckes quien no venía haciendo bien las cosas, pero sin embargo al saberse fuera, gana la final de la Champions ante el Borussia Dortmund, la liga alemana y la Copa Alemana al derrotar al Stuttgart, obteniendo el tan ansiado triplete.

A pesar de eso el teutón deja el banquillo del equipo bávaro el 4 de junio de 2013 y recibe el premio al mejor entrenador del año por la FIFA el 13 de enero de 2014.

Después de Heynckes llega Guardiola a la dirección técnica con muchas expectativas ya que su papel con el club Barcelona avalaba su trabajo y por eso era elegido para dirigir al equipo más ganador en la historia del futbol alemán.

Durante tres temporadas el español se convierte en motivo importante para seguir adelante, sin embargo no termina por convencer a la directiva alemana que decide finalizar su relación y el contrato hasta junio de este año.

¿Cuáles son los motivos que hacen que Guardiola deje el banquillo de los bávaros?

Entre las respuestas destaca la desafortunada derrota ante el Barcelona en la semifinal de la #Champions League el año pasado y la caída aspiracional del cuadro teutón pensando en un triplete más.

Otra la relación del entrenador con los jugadores, incluso se habló de una ruptura en el vestidor con ciertos integrantes del equipo como en el caso de Arturo Vidal, a quien Pep le asoció bajo rendimiento debido a probables problemas con el alcohol, lo cual no está lejos de ser probable ya que en Junio del año pasado el chileno fue detenido en su país por dar positivo en alcoholemia tras estrellar su Ferrari.

En ese mismo sentido se habló en muchas ocasiones de imposiciones por parte de la directiva del Bayern a Guardiola para ciertos jugadores con los que Pep no congeniaba y no los tenía en cuenta por no ser lo suficientemente aptos para él en las distintas posiciones en el campo de juego.

La mayor parte de las razones se debe a los posibles fichajes que no han sido del agrado del español entre los que destaca principalmente la contratación de Vidal desde la Juventus de Turín.

No todas las peticiones del técnico fueron consideradas por la directiva del Bayern, solo algunas como el caso del fichaje del francés Kingsley Coman y el brasileño Douglas Costa, aunque ya demasiado tarde para impedir la ruptura de Pep con la directiva alemana. Y sin duda la salida de Tony Kross del equipo, que causó mucha molestia a Pep pues lo tenía considerado como parte importante de la alineación, pero la directiva no respetó la propuesta del español.

Sin duda alguna son muchas las situaciones que se manejan acerca de la salida de Pep de la directiva del Bayern para junio, pero lo cierto es que el propio Guardiola ha buscado en toda su carrera ser protagonista como mejor técnico con el mejor equipo, y creo que con su fase no será la excepción ya que buscará incorporar al Manchester City el mejor equipo posible para hacer crecer las aspiraciones del equipo inglés.

Solo le resta de aquí a Junio realizar la misma hazaña de Josef Heynckes y salir por la puerta grande de un gran equipo como lo es el Bayern Múnich, conseguir el triplete seria por lo pronto el objetivo más importante de Pep a corto plazo y para las aspiraciones del equipo bávaro ser campeones nuevamente tres veces sería lo mejor que pudiera suceder y el español saldría en hombros. A partir de junio con el Manchester City.