Aunque para algunos aficionados y medios de comunicación nacionales (México), Cuauhtémoc Blanco es uno de los mejores futbolistas e incluso ícono que ha surgido en los últimos años; para otros no lo es tanto y yo comparto esa opinión.

No voy a negar que fue un jugador que en su momento marcaba diferencia, que cuando se lo proponía era diferente y se notaba dentro del campo, que tenía buen golpeo de balón y visón para aprovechar a sus compañeros. Su carácter explosivo y su intensidad lo definieron, jugando tanto a favor como en su contra, ya que debido a esto se ganó el cariño pero también el odio por parte de muchos aficionados.

Su personalidad forma parte de lo que significa en la época reciente del fútbol mexicano, actos de indisciplina que lo llevaron a lo ridículo y en ocasiones considerándolo bajo, con poca educación. Sin embargo ese coraje fue también el que lo sacó a flote y a llegar a lo que pretendía que era convertirse en un futbolista importante y reconocido.

Todos estos atributos lo hicieron llegar a la selección, jugando Copas del Mundo, destacándose principalmente en la de Francia 98 y donde despuntó su carrera.

Blanco fue un gran ícono americanista en la etapa moderna y destacando a nivel del fútbol mexicano  únicamente, tanto en clubes como en la selección; aunque también jugó en Estados Unidos y lo hizo bien. Pero recordemos que su paso por España no fue el esperado, jugó poco más de 20 partidos en año y medio y fracasó, no supo imponer su juego  ni adaptarse a un estilo muy diferente al que estaba acostumbrado, con más contacto, más libertad, más presión e intensidad, donde tenía que hacerse un nombre porque era considerado uno más y lamentablemente para él, solo es recordado por un gol en contra del Real Madrid.

Indudablemente su juego quedará en la memoria de los americanistas y aquellos que lo recordamos vistiendo la camiseta del tricolor, sin embargo, para mí, su hipotética grandeza queda marcada por la falta de títulos importantes que consiguió. 

Si bien, Cuauhtémoc  siempre declaró sus intensiones de retirarse en el América, su relación con la directiva no terminó siendo la ideal para hacer que Blanco regresara a sus filas y lo cierto es que nunca se planteó su retorno más allá de los rumores que hubo al respecto,  lo raro es que ahora anuncien su retiro de las canchas en un homenaje de solo un partido.

Para mí, es una falta de respeto y más si es que realmente lo consideran su máximo estandarte de los últimos 15 años. No me gustaría pensar que todo es parte de un absurdo arreglo entre televisora, club y Blanco para intentar limpiar su imagen con el futbolista.

Cuauhtémoc se merece más que eso y su momento creo que tuvo que haber sido mucho antes y con un mucho mejor manejo por parte sobretodo del Club, quien para mí es el principal culpable y es

vergonzoso que trate así a un futbolista que marcó una época con los azulcrema, una total falta de respeto.

Finalmente, no sé si fue bueno para Blanco aceptar una despedida así, yo en su caso no lo hubiera hecho, pero también entiendo que siempre ha querido hacerlo, aún sabiendo que no es la mejor de las formas.

Israel Cortés Vega.

@zhurddo #Futbol #Deportes Ciudad de México #Torneo Apertura