Es evidente la frustración que ha mostrado el director técnico del #FC Barcelona tras su eliminación en la competencia europea de #Futbol más importante, la UEFA Champions League.

Luis Enrique Martínez García se convirtió en director técnico del equipo culé el 19 de mayo de 2014 y desde entonces ha conseguido cifras ganadoras que lo llevaron a obtener en 2015: La liga española, la Copa del Rey, la UEFA Champions League, la Supercopa de Europa y la Copa Mundial de Clubes.

El asturiano también ha obtenido las siguientes distinciones individuales como técnico del Barza: mejor entrenador de La Liga, mejor entrenador de club del Mundo y mejor entrenador del Mundo, títulos obtenidos también en 2015.

Anuncios
Anuncios

En sus recientes declaraciones ante la prensa  Luis Enrique dejó claro que siente enojo ante el fracaso rotundo durante la actuación de su equipo en los cuartos de final de la Champions, en la derrota que tuvieron ante el Atlético de Madrid.

Por otro lado el desplome del equipo en La Liga ha hecho que el técnico se sienta incómodo con la prensa  y demuestre su coraje al indicar que no le importa la adversidad y que solo piensa en revertir el mal momento para lograr ser campeón del futbol español.

Lo que es una realidad es que, el Barcelona atraviesa por una crisis, no sabemos si esto venga desde el vestuario pero se refleja de una manera muy clara en el terreno de juego, el propio Luis Enrique ha desmentido la posible ruptura con sus jugadores pero la realidad no queda clara aún.

Para los aficionados culés no han sido semanas fáciles y ahora lo único que les atañe es ver que su equipo sea campeón por lo menos de Copa y de La Liga ya que no fue posible concretar su pase a la semifinal de la Champions.

Anuncios

Sería una catástrofe de incalculables consecuencias para el club y para el propio Luis Enrique perder en el próximo partido de liga ante el Deportivo La Coruña en el estadio Riazor. Probablemente sería la peor caída del equipo en los últimos años, incluso pensando en el cese del técnico pues eso significaría el fracaso total de una escuadra que venía acostumbrándose al éxito.

Pero ya vimos que eso a Luis Enrique no le interesa, incluso ha criticado a la prensa por su forma de expresarse ante la caída del Barza, pero lo que no sabe el técnico es que debe ser lógico también, acostumbrar a la prensa hablar de un equipo ganador y que de pronto exista un desplome y también se hable de eso.

Señor Luis Enrique no es el único que ha tenido etapas de crisis, su propio enemigo acérrimo Real Madrid ha caído al fondo y lógicamente todos volteamos y cuestionamos a los jugadores y los técnicos por los fracasos. Señor Luis Enrique, lo peor es lo que piense la afición de su equipo, eso es lo que sí debería preocuparle. #FIFA