Es complicado hablar de un  tema tan curioso entre un “Clásico” y la “Champions”, realmente tendría más lógica hablar de las consecuencias de la victoria del Madrid o el daño mental de la derrota en el Barcelona, pero no. Para eso ya hay millones de informativos que se dedicarán a eso. Yo, en mi caso, prefiero hablar de un jugador que no copará grandes titulares, ni portadas y aún menos tendrá su propia línea de ropa interior.

 

Estoy hablando de Sergio Busquets. El mediocentro del F.C Barcelona, es  el jugador clave de este Barcelona. Así de claro. Podréis estar de acuerdo o no. Habrá gente que opinará que el Barça es Messi y otros dirán que su poderío: es su delantera de ensueño.

Anuncios
Anuncios

Para mí, es el mediocampista español la clave de las victorias azulgranas estos últimos años.

 

Curiosamente, tuve el placer de “conocerle”. Somos del mismo año y coincidimos en el mismo club en Terrassa, el Jabac Can Jofresa. Eso sí, la diferencia entre él y yo era abismal. Mientras él formaba parte del primer equipo Infantil, yo estaba en el último. Realmente nunca entrenamos juntos ni hablé con él, pero coincidíamos en días de entrenamiento y su presencia en el campo ya era imponente.

 

A partir de aquí la historia es bien conocida, ficho por el Barcelona y su subida fue imparable. “Descubierto” por Guardiola y titular en la final de la Champions siendo aún miembro del filial culé. Con el 28, el 16 o el 5 a la espalda siempre disponible para el equipo siempre sólo entre estrellas, conectando la defensa con el ataque, pivotando entre centrales y saliendo al corte, allí está él, siempre, siempre él.

Anuncios

 

Realmente, mi pasión por el de Badia es “relativamente” nueva, al principio de su carrera nunca creí que podría llegar a lo que ha llegado. Es más, yo gran aficionado a los Managers deportivos, y más concretamente, a los #Futbolísticos, siempre andaba oteando el futuro de ese jugador que yo logré “conocer”. Al parecer estos “expertos” ojeadores del futuro eran de mi opinión y nunca creyeron demasiado en él. No recuerdo exactamente en qué año era, pero él Busquets virtual, siempre era el primer jugador en abandonar el ficticio barco del filial.

 

Pero aquí reside la gracia de todo esto. A pesar de no ser una estrella juvenil ni el futuro nada, a base de esfuerzo y trabajo diario ha logrado convertirse en el mejor mediocentro del mundo, al menos para mí. Nunca será un jugador con un regate vertiginoso capaz de realizar carreras entre rivales de 50 metros, no suele prodigarse en el ataque, pero es uno de los pocos, junto a Messi, Iniesta y Piqué que siguen siendo fijos en este Barça y son herederos del Barça del primer “Triplete”.

 

En fin, des de aquí quiero mostrar mi pasión por este espigado mediocampista que me ha demostrado que en el fútbol a veces no todo son cifras.

 

Pon a un Busquets en tu equipo.

 

  #FC Barcelona