Por Mitzi Vera

Twitter: @mitzmariann

Ir a disfrutar una pelea de box en México se ha convertido en un deporte de supervivencia para los asistentes. ¿Por qué lo digo? Miembros del Sindicato de Ferrocarrileros desatan la violencia en cada encuentro de este deporte.

Durante la pelea de Jhonny González contra Justin Savi el pasado dos de abril, mientras los boxeadores se enfrentaban, los ferrocarrileros tuvieron una riña con simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Ambos aventaron sillas, botellas, vasos y todo lo que tuvieron a su alcance.

La pelea que se llevó a cabo en Tlalneplantla estuvo sobresaturada porque el municipio regaló entradas, por lo que la seguridad se salió de las manos de los organizadores del evento. Se contaron más de 4 mil 500 asistentes.

Al finalizar la pelea personas ajenas al Sindicato resultaron heridas: se observaban señores llenos de sangre por los golpes que recibieron cuando arrojaron sillas, los niños no comprendían qué estaba ocurriendo.

Las patrullas que llegaron se dedicaron a garantizar la seguridad de la presidenta municipal, Denisse Ugalde, quien evidentemente resultó ilesa; sin embargo, no todos los asistentes tuvieron la misma suerte. #Deportes Ciudad de México