Celta de Vigo con pegada letal.

El Celta de Vigo sorprendió al Real Madrid en la Casa Blanca por 2 a 1 en la ida de la Copa del Rey. El equipo del chileno Eduardo Berizzo fue ordenado y mató con dos contras al equipo merengue. Zinedine Zidane puso en la media a su cuadro titular con Modric, Casemiro y Toni Kroos. Arriba estuvo como centro delantero Cristiano Ronaldo, para poder encontrar más gol en lugar de jugar como falso 9 en la banda.

El Celta(alineación 4-2-3-1) tuvo al seleccionado español Iago Aspas como delantero solitario. El mediapunta belga Theo Bongonda y el medio centro ofensivo danés, Daniel Wass, fueron esporádicos pero perniciosos para la desordenada defensa de Cha Martín.

Anuncios
Anuncios

El primer tiempo vio a un Madrid desconectado a pesar de tener el balón. El Celta en contras tuvo su pegada brutal. Aspas tuvo un aviso en un centro malo en una contra donde estaba sólo del otro lado Wass. Danilo y Marcelo tuvieron un mal juego como defensas laterales. El primero juega la Copa del Rey de titular, pero al igual que Marcelo, dejó muchos huecos al subir. Wass y Bongonda le ganaron la espalda cuando quisieron a ellos y también a Modric y Kroos. En la defensa central blanca, Raphael Varane y Sergio Ramos estuvieron muy separados entre ellos para acentuar el problema.

En el segundo tiempo vino una rara escapada de Bongonda que mandó el centro. Marcelo despejó mal de taco en el área chica para dejar el balón a modo para que la empujara el oportuno Aspas. El Madrid tuvo más tiempo el balón pero sin tener profundidad y terminar las jugadas.

Anuncios

Marcelo de bolea en el área pudo remediar su error con un esférico que entró a la cabaña gallega por un desvío del defensa argentino Facundo Roncaglia. El Celta con pegada tremenda contestó con una contra gracias a un balón perdido de Lucas Vazquez en el centro del campo. Iago Aspas filtró entre dos defensas del Madrid y el defensa lateral Jonny definió sólo ante Casilla. Al final el sueco Guidetti entró en ataque para dar piernas nuevas y guardar el balón ante la desesperación blanca.

El Madrid entra en una mini crisis.

El Real Madrid de Zidane vivía 40 partidos sin perder hasta la derrota del domingo en Sevilla en Liga. El equipo sigue líder de la Liga con un juego pendiente, pero ese juego dejó tocado a los blancos. Un gol en propia meta de Ramos y un gol de Jovetic en el descuento propiciado de un error de Benzema al perder un balón de un saque de banda en medio campo. El Madrid había comenzado el 2017 goleando al Granada en casa además de ganar en la ida de Copa con muchos suplentes al peligroso Sevilla de Sampaoli. A pesar de todo, las dos derrotas seguidas después de 40 sin perder, dejan al equipo de Zidane con flores pero una mala hierba que se podría extender a todo el jardín en lo que resta de temporada. #Futbol #FIFA