Otra Rumble para el olvido

La #Royal Rumble normalmente marca el inicio de la ruta a Wrestlemania. En los últimos años, el evento ha resultado inconsistente por decisiones en el booking con Batista, Roman Reigns o hasta HHH ganando el cetro el año pasado. El error se debe a que Wrestlemania en la era de los estadios se ha convertido en un evento de nostalgia y donde se pone a estrellas de medio tiempo en lugares estelares. Este año la empresa comenzó anunciando que el evento sería de 4 horas con 2 horas de previo. Los eventos grandes han sido un desastre con picos y valles muy pronunciados y no un ritmo constante de principio a fin.

Este año el evento volvió a tener algunos de esos problemas pero en general iba bien o mejor que los 3 años previos.

Anuncios
Anuncios

Al final del show Cena y Orton salieron como las estrellas. Parece que fuera 2010 pero estamos en 2017; la empresa con tanto talento joven como nunca en la historia sigue estancada en ese aspecto al no aventarse del todo el clavado con los nuevos valores.

¿Orton salva la Rumble?

La Royal Rumble comenzó con Big Cass y Chris Jericho que hizo el papel de IronMan. Las sorpresas fueron buenas como la de Gallagher de WWE 205 o simplemente de diez como la de Tye Dillinger en el décimo puesto. Pero fuera de eso falló en verdaderas sorpresas(Joe, Balor, Angle, #AJ Styles etc). La mitad de la lucha fue un poco lenta pero con los mid cards como Miz, The New Day, Ambrose, Cesaro, Sheamus y otros armando el esqueleto del combate. Randy Orton entró como número 23 y con un bufet de RKO encendió la lucha a su tramo final.

Anuncios

Las interacciones con Bray Wyatt y Luke Harper dieron nuevos aires a la batalla real. Harper traicionó a Bray y luego Orton lo ayudó a a Wyatt para que el mandamás de la familia evitara recibir una humillante Sister Abigail.Brock Lesnar entró como el 26 y destrozó a todos con germans. Goldberg entró como el 28 y eliminó a Lesnar con una lanza y lazo para otra vez dominarlo como en Survivor Series y plantar más semillas para su lucha en Wrestlemania.

Bill fue eliminado por el Taker y luego en el número 30 entró Roman Reigns. Sí, el mismo que la gente odia porque la empresa quiere forzarlo como calzador siguiendo la fórmula de John Cena. Reigns Roman eliminó al Taker para ganarse aún más el odio de la gente. Jericho fue eliminado con un Superman Punch y también Bray Wyatt por el ex Shield. Orton salvó en algo la Rumble evitando la lanza de Roman, con un gran RKO y luego un lazo para ganar su segunda Rumble.

Al final, Orton ganó y salvó un hecatombe como en otros años con Reigns o Batista ganando la batalla real.

Anuncios

La pregunta es por qué la empresa sigue impulsando a los Orton o Cena cuando tiene la oportunidad de impulsara los AJ, Rollins, Ziggler, Zayn, Cesaro y otros.

Styles y Cena grandiosa, pero con resultado erróneo

AJ Styles y John Cena dieron una gran lucha para poner junto a su clásico de SummerSlam del año pasado. El problema fue el resultado con Cena ganando su título número 16. La empresa con las mujeres en Hell in a Cell y otras cuestiones, se ha enfocado en romper marcas por romperlas sin un verdadero trasfondo que fundamente esas acciones. Cena podría perder su título en dos semanas en Elimination Chamber pero Styles que cargó a la empresa todo el año pasado será "recompensado" con una lucha secundaria en WrestleMania. Cena pierda o no el título es otra vez la estrella y lo peor es que no es 2005 ni 2010, es 2017.