Ricardo "Tuca" Ferretti y Tigres llegaron al estadio 'Pirata Fuente' para enfrentar a los Tiburones de Veracruz en el partido correspondiente a la fecha 7 del Clausura 2017, con el claro objetivo de terminar con la racha de 3 derrotas consecutivas.

Tigres se adueñó del partido desde el primer minuto generando jugadas de peligro, aunque no pudieron concretarlas, en especial el francés referente de ataque de la escuadra felina, que falló al minuto 30 la más clara del partido hasta el momento, cuando sólo frente al arquero Melitón Hernández mandó su remate por un costado. Las cosas le sonrieron a los dirigidos por el 'Tuca' en el segundo tiempo, cuando Gignac con el orgullo herido al minuto 64 abrió el marcador adelantando a su equipo para poner las cosas 1-0.

Anuncios
Anuncios

Al minuto 75, el colombiano Luis Quiñones puso el 2 por 0 y a minutos del silbatazo final Jürgen Damm, quien ingresó al partido de cambio, encontró el fondo de la red tras un centro por izquierda del botín de Damián Álvarez para sentenciar al equipo de Carlos Reinoso con un contundente 3 a 0.

Sin embargo, y a pesar de que Tigres terminó el encuentro con una victoria poniéndole fin a su mala racha, las celebraciones no encontraron lugar en Veracruz. Nadie celebra tras una derrota, pero este partido terminó en más que en sólo una desilusión o el coraje de ver perder a tu equipo. Cuando la escuadra de Tigres se puso arriba en el marcador, en las gradas se podía respirar la tensión de los presentes, y tras el tercer gol del encuentro, los aficionados felinos, en su celebración, comenzaron a agredir a los seguidores de los escualos que se encontraban en el Luis 'Pirata' Fuente, lo que provocó que las porras de los jarochos recurriera a la misma táctica para supuestamente defender a los agredidos.

Anuncios

La batalla campal de las tribunas fue acompañada también de la gresca dentro del campo, protagonizada por el entrenador Ricardo Ferretti, quien encaró a los aficionados e incluso a un policía al ver lo que sucedía en las gradas, prometiendo quizá una repercusión cuando los Tiburones visiten Monterrey: "Cuando vayan allá, van a ver. Son unos cobardes", fueron las palabras de Ferretti.

La conducta reprobable de los pseudoaficionados, así como la del Tuca y algunos de sus jugadores como Gignac, Pizarro o Quiñones al olvidarse de la prudencia, dejaron marcada la historia del fútbol mexicano. #Deportes #Futbol #Liga MX