Humillación parisina

El PSG había perdido hace dos años contra el Barça en fase de eliminación directa a ida y vuelta. El equipo de Emery se acordó de esas grandes versiones del equipo de Blanc, cuando empató en el pasado a 2 en casa o ganó 3-1 en fase grupos a los azulgrana. El ex Gladbach Ter Stegen, evitó una goleada, pero el #PSG se va al Camp Nou con ventaja de 4 goles y sin encajar ninguno. Un partido perfecto de Julian Draxler por la banda además de una obra de arte en el medio campo, del italiano Marco Verratti. Di María fue goleador con un Cavani matón en la que tuvo. Mención especial como pivotes a Rabiot y Matuidi que son tanques de ida y vuelta con gran vocación ofensiva, para los embates verticales del PSG.

Anuncios
Anuncios

Rabiot un poco atrasado para tapar a Messi.

Partidazo de Meunier y Matuidi

Sergi Roberto sigue siendo un defensa muy lento por la banda y el equipo es expuesto en la otra banda cuando Alba va al ataque. Messi e Iniesta fueron unos fantasmas, sumado al cadencioso y sin corazón André Gomes. Atrás Umtiti tuvo el peor partido desde que llegó del Lyon. Un equipo roto con el tridente de Messi, Neymar y Suárez sin balones. Muy separado el Barca entre defensas y medios que permitió el tránsito vertical del París Saint-Germain. Una gran presión alta y en medio del campo por el PSG.

El PSG arrancó con Kimpembe en lugar del lesionado Thiago Silva. El joven francés secó a Suárez en todo el partido. El equipo parisino, fue letal y eficiente con pocos toques pero verticales. Al 5 vino un centro que Cavani paró bien, pero Sergi Roberto (en uno de sus pocos aciertos) bloqueó el remate a bocajarro.

Anuncios

Al 11 vino el pase filtrado de Julian Draxler a Matuidi, que sacó Ter Stegen a una mano. Al 16 vino el golazo de Di María de tiro libre apenas fuera del área. Una falta de Umtiti.

La única del Barça fue un pase filtrado de Neymar a Gomes. En el mano a mano, el campeón de la Euro, no pudo definir ante el buen achique de Trapp. Rabiot al 39 le robó un balón a Messi en la media y vino el pase filtrado de Verratti a Draxler que definió cruzado sólo a las redes (por la banda de Alba). En el segundo tiempo, el PSG mató el juego con un golazo fuera del área de Di María. En una contra Meunier, desde su campo se quitó a Neymar y mandó pase filtrado a Cavani, que mató abajo a Ter Stegen. Un 4-0 que es baño monumental en la ida en octavos para el equipo de Luis Enrique.

Mitroglou salva al Benfica

El Benfica intercambió golpes de ida y vuelta con el Dortmund de Tuchel al principio del juego. Luego el partido tomó su cauce natural con el Borussia con posesión. Aubameyang tuvo la más clara en un mano a mano.

Anuncios

En un tiro de esquina, Mitroglou desvió con el espolón el cabezazo de Luisao. De allí se desesperó y revolucionó el Dortmund. Un inicio de segundo tiempo que anunciaba que el Benfica iba a aguantar el gol para ir a Signal Iduna Park con ventaja.

Aubameyang falló un penal que tiró al bulto en medio. Ederson estuvo magnánimo en la portería de las águilas. Tuchel se desesperó y sacó a su delantero estrella, para dar entrada a Schurrle y luego la joven perla estadounidense Pulisic. Al final el Dortmund se cansó de llegar con intención en 3 cuartos de cancha con Dembélé, pero sin profundidad necesaria para definir en el último tercio. Marco Reus tampoco estuvo acertado y salió de cambio. Ventaja mínima pero que es consecuente de un Dortmund que no supo definir como contra el último lugar Darmstadt, el fin pasado en la Bundesliga. #FC Barcelona