En su vocabulario no existen las frases hechas. Gracias a su carisma y una risa muy contagiosa, Jürgen se ganó el respeto de la prensa, no sólo en Inglaterra sino también en Alemania, durante su estadía en Mainz y posteriormente con Borussia Dortmund.

En su presentación como entrenador del #Liverpool se calificó a sí mismo como “The Normal One” (“El normal”). Aquella genialidad tiene relación con su colega portugués José Mourinho, quien se había definido como "The Special One" (“El especial”) tras su llegada al Chelsea en 2004.

Su frase generó tal repercusión, que la tienda oficial del club no desaprovechó la ocasión y lanzó una gran variedad de productos con ella.

Anuncios
Anuncios

Un hecho similar ocurrió el 2 de marzo del 2016 tras una contundente victoria de los Reds por 3 a 0 ante Manchester City en la #Premier League. El alemán resumió sus sensaciones de la goleada con una simple expresión: "La mejor palabra que puedo decir para describir esto es ¡Boom!", dijo. Y lanzó su típica carcajada. El merchandising no tardó en aparecer.

Dos meses antes, Klopp había sufrido la rotura de sus anteojos durante una celebración de gol. Como no podía ser de otra manera, tomó la situación con mucho humor. Comentó a la prensa que suele tener un segundo par de lentes a mano, pero que no los encontraba porque simplemente "es difícil buscar unos anteojos sin anteojos”.

En noviembre del año pasado, Jürgen fue consultado en conferencia de prensa sobre unas fotos de Wayne Rooney, delantero del Manchester United, en las que aparecía en estado de ebriedad.

Anuncios

El entrenador no eludió el tema. Al contrario, remarcó que el jugador se disculpó “por tener un vaso de lo que sea”. Y agregó: “Antes las leyendas bebían y fumaban como demonios y aun así eran buenos jugadores".

Y eso no fue todo. Además, defendió a los futbolistas de esta época. "Esta generación es la más profesional que he visto en la vida. No sólo en Inglaterra", consideró.

Vale la pena disfrutar de su espontaneidad, tanto dentro como fuera del campo de juego. Porque no es sólo lo que dice, sino también lo que hace. Su chispa es sólo un condimento que se agrega a su buen labor como director técnico.

#Jürgen Klopp