Después de que se levantara la huelga de árbitros en la Liga MX, debido a que la Federación Mexicana de Fútbol rectificara y diera castigos ejemplares a los dos jugadores que agredieron a los jueces en la Copa MX, ahora queda para la reflexión el episodio que dejó sin liga deportiva todo un fin de semana al país entero.

Si bien es cierto que las alternativas de entretenimiento deportivo se han multiplicado por la presencia de Internet y la televisión de paga, hubo un importante sector de los aficionados que no estuvo conforme con la protesta de los jueces y cuestionó de manera dura a los árbitros.

Entre los argumentos están que los mismos jueces también faltan al respeto a los jugadores, se equivocan de manera sospechosa, lo que cual hace pensar que sus decisiones son por alguna consigna.

Anuncios
Anuncios

Muchos de estos pseudoaficionados se dejaron llevar por diversos 'analistas' quienes claramente se alinearon a los intereses de los dueños y directivos para que la jornada futbolera no fuera suspendida y el negocio siguiera adelante, como si nada hubiera pasado.

Sin embargo, a pesar de los desacuerdos, los árbitros del fútbol mexicano demostraron a todo el país que los derechos se pueden defender y que la aplicación correcta y cabal de un reglamento se puede lograr, lo cual planta un precedente muy positivo en la Liga MX.

Ahora los mismos futbolistas, que antes de la huelga se sentían intocables y por encima del reglamento, pensarán dos veces antes de agredir a un juez y si son listos podrían tomar el antecedente y transportarlo hacia los derechos de su gremio, los cuales son pisoteados a diestra y siniestra por los directivos y los mal llamados 'dueños del balón'.

Anuncios

Situaciones como el famoso 'pacto de caballeros', el draft de cada seis meses, además de lo que sucede en la falta de pago en varios clubes mexicanos, podrían ser atacados si los futbolistas llegaran a unirse y formar una verdadera asociación de jugadores que en verdad defienda a los futbolistas.

Los árbitros ya pusieron el ejemplo, ahora al estafeta está de lado de los futbolistas. Aunque los directivos podrían contraatacar y así apagar este fuego positivo. #árbitros #FMF #FutbolMexicano