Buenos Brady días Señor presidente -dice agente del FBI a #Trump- hombre que robó jersey de 500 mil dólares a su amigo Tom Brady. Es mexicano, periodista deportivo.

De periodista a LordJersey

Supongo así reza el reporte que darán y que fantasiosamente redacto, pensando leer miles de veces en la prensa notas con el nombre de Mauricio Ortega, cuya identidad muchos apenas identificarán, ya que de ahora en adelante será simplemente el ladrón de jersey's, o mejor aún; Lordjersey. No sobra decir que su carrera como periodista fenecido.

OEM se deslinda

La organización a la que pertenece el periódico del que ostentaba la silla como director Ortega no es cosa menor.

Anuncios
Anuncios

Es nada más y nada menos que OEM. casa editorial que Don Mario Vázquez Raza presidía con honor, y que seguramente si viviera. Se vuelve a morir, de leer que tenía un ratero en sus filas.

Y muriendo estamos todos de la vergüenza, al darle todo lo que necesita Trump para comernos al poro estilo Hannibal Lector en el Silencio de los Inocentes, degustara el menú de mexicano periodista ladrón, con frijoles y un buen chianti.

Y sí, disculpe Trump por desviar tus GOD HOMBRES del FBI de cosas tan importantes que hay en agenda para armar un operativo llamado: "Bradyjerseryrescue", que debió tener horas a tus chicos de inteligencia, en una mesa forjando logística para el rescate de la playera de Brady que no fue tomado como cosa menor; trabajaron 2 meses para descubrir que Ortega no se conforma con poco, no señores, también se llevó el casco y los tenis de Von Miller.

Anuncios

Ortega no sólo avergüenza al periodismo deportivo del mundo, avergonzó a un país, y se regaló como artífice de lo que vendrá en los futuros diálogos de Trump. Le regalamos un buen trozos de carne al presidente hambriento de señalamientos contra nosotros.

La OEM, empresa a la que pertenece el periódico La Prensa, anunció en sus redes sociales y elegantemente en un comunicado de prensa, que casualmente antes de nosotros saber que su director era un cleptómano -por decirlo de alguna manera- había entregado su renuncia por conflictos familiares.

Perdón OEM por dudar de tu credibilidad, pero fue infantil la salida para deslindarse del escándalo. A la afición mexicana de NLF también se le debe una disculpa por enviar sujetos como Ortega, con un gafete para que nos haga saber qué sucede en lugares que nosotros no podemos pisar como un Súper Bowl. Con acceso a estrellas como Brady a la que robo.

Gracias Mauricio Orega por ponernos en el ojo del mundo como ladrones. Gracias por denostar el tan herido oficio de periodista. #Deportes #NFL