A pocos días de iniciar el campeonato 2017

En el serial de #Automovilismo conocido como Fórmula 1, dentro del ámbito mundial ha atraído mucho la atención el drama del equipo McLaren Honda, que involucra a tres leyendas de este deporte: la ya mencionada escudería McLaren, el fabricante de motores Honda y el conductor español Fernando Alonso. De antemano aclaro que este último, a pesar de su antecedente burlesco hacia su entonces escudería Ferrari, cuando “puso a la venta un auto” es el menos culpable, de hecho, con el purgatorio de los años anteriores ya expió por anticipado sus culpas de varios años por venir.

McLaren Honda y tenían una cuenta pendiente con el karma de la #Fórmula 1, para esto habrá que remitirnos al año de 1991 en que el motor Honda fue el único motor turboalimentado en correr el campeonato, mientras que los otros equipos corrieron con motores normalmente aspirados.

Anuncios
Anuncios

Si alguien siente que hubo una trampa ventajosa comparto la opinión, aunque de acuerdo a la ley, hecha la ley, hecha la trampa.

A ese campeonato muchos lo consideraron alevoso

Honda continuó como proveedor de motores, pero ya no tendría el empuje que le llevó a arrasar en temporadas como 1988; el año de 1992 vio decaer a los otrora invencibles motores, del primero al tercer lugar. La fábrica japonesa pasó a surtir de motores a equipos de media tabla, como lo fueron Jordan, Prost, BAR y el antes brillante Ligier. Luego de años de descalabros, aparece la esperanza de una resurrección en 2004 cuando obtienen con BAR el segundo lugar en la tabla del campeonato.

Llega el año 2007

Todavía patrocinados por BAR, aunque Honda era propietaria del total de las acciones, tras un promisorio cuarto lugar en 2006, el fantasma de los malos resultados nuevamente hizo acto de presencia, con los laureles de una victoria, el equipo sólo logra un total de 14 puntos en la temporada, bajando al noveno lugar del campeonato.

Anuncios

Una temporada 2008 para el olvido en el que el equipo oficial Honda es el último en lograr puntos superando solo a Force India Ferrari y a Super Aguri Honda, la fábrica japonesa anuncia su retiro el 5 de diciembre de 2008; luego de un culebrón que involucró la incertidumbre de toda la parrilla, el 6 de marzo se anuncia la compra del equipó, rebautizándolo como Braun, equipándolo con motores Mercedes y entre protestas por un difusor oficiosamente dentro de una interpretación discutible del reglamento, la escudería naciente logra su primer campeonato, pero ya con el motor alemán y sin relación con la fábrica japonesa.

McLaren ha tenido mejor suerte

Los años 1998 y 1999 le vieron ganar el campeonato de pilotos y constructores empleando el motor Mercedes, el triunfo del año 2008 frustrando la celebración a Felipe Massa pero el karma no perdona, surgiría la polémica por el espionaje de McLaren a Ferrari (que aparentemente terminó en absolución durante julio) y las dificultades entre Alonso y Hamilton, en Hungría se sumaron a la reapertura del caso de espionaje y en septiembre concluyeron con una multa muy grande contra el equipo.

Anuncios

El año 2015 se reanudó la relación tormentosa de Honda con McLaren, con resultados poco apetecibles para ambos; la crítica falla de motores en Barcelona 2017 despertó el rumor de un nuevo divorcio, el sitio oficial de F1 no hace eco y sigue anunciando McLaren Honda como el equipo que se presentará. Ya es tiempo de que ese karma surgido en 1991 desaparezca, los aficionados lo merecemos. #Deportes