El Leicester de Shakespeare pasa a cuartos de Champions con esa magia del año pasado

Claudio Ranieri guió a este equipo en la #Champions League en una fase de grupos casi inmaculada. Si bien en el grupo encontró al débil Copenaghe y Brujas sumado al Porto, los Foxes en Europa pudieron ser ese equipo pragmático de antes. Luego del 2-1 en el Sánchez Pizjuan, el italiano fue despedido de manera cruel e injusta. Su asistente Shakespeare agarró al equipo y sumó dos victorias importantes en Premier para seguir con la urgencia de evitar el descenso. Una victoria 3-1 sobre el Liverpool muy importante.

El partido de vuelta de 8vos en el King Stadium parecía complicado. El Leicester salió con un 4-4-2 Con Simpson y el capitán Wes Morgan atrás. El austriaco Fuschs y Simpson como los laterales peligrosos con el primero con más despliegue en ofensiva. Ndidi y Drinkwater en la media con Mahrez y Albrighton en los flancos. En ofensiva Okazaki y Vardy. El Sevilla de Sampaoli salió con un 4-2-3-1 con Iborra y N'Zonzi en la media con Vitolo, Nasri y Sarabia con Ben Yedder sólo arriba.

El Leicester ganó el juego 2-0 con la receta de la casa. Un equipo con transiciones rápidas en el contragolpe y que maximiza sus oportunidades a balón parado. Una defensa bien parada con un portero que es de los más subestimados de Europa. El equipo con Ranieri o Shakespeare, hacía esa presión en la media para recuperar balones y tener esos despliegues a velocidad para buscar los centros a la inglesa con ese conocido vértigo.

Jasper Schmeichel fue el héroe de los Foxes

El Sevilla comenzó mejor y con Jasper Schmeichel comenzando su gran noche. El hijo del gran portero danés Peter, le tapó una a bocajarro a Nasri. A partir de allí, el Leicester comenzó recuperando balones en la media y siendo mejor poblando de centros el área del Sevilla además de tener faltas favor en 3 cuartos de cancha. Jamie Vardy en velocidad le ganó siempre a la defensa.Okazaki con sacrificio bajando para iniciar ataques. Mahrez en la banda contribuyendo al volumen de juego.

Vardy fabricó una falta fuera del área. Mahrez cobró la falta y el capitán Morgan metió con el muslo el esférico a la red. En el segundo tiempo vino el gol de Albrighton en un mal despeje de Rami. El remate del mediocampista fue raso pero imposible para Rico. Otra vez una jugada aislada del #Leicester City. Inclusive Shakespeare daba indicaciones en los saques de banda. Un equipo que sabe a lo que juega.

El Sevilla tuvo la posesión pero nunca profundidad. Tanto que la jugada más clara antes del gol de Albrighton, fue un tiro al vértice por parte de Escudero. Nasri sin poder crear, se empezó a desquiciar hasta salir expulsado por un cabezazo a Vardy. Vitolo obligó un penal dudoso donde parece que #Schmeichel va fuerte pero sin poder detenerse con el español yendo al choque. N'Zonzi cobró mal el penal que hubiera enviado el partido a la prórroga. Peter en la tribuna celebró el acierto de su hijo que es uno de los porteros más completos de Europa. En la ida Jasper también paró un penal. Vardy tuvo un contragolpe clave para acabar la eliminatoria en un mano a mano contra Rico.

Un Sevilla que ve caer la flor de Sampaoli en Champions y en Liga. Los andaluces han ganado 5 Europa League pero en Champions no han podido trascender. El Leicester que seguirá soñando en Europa. Un equipo peligroso en cuartos al que todos querrán en el sorteo. Cuidado con lo que desean.