El circuito de Albert Park, en Melbourne-Australia, marcó el inicio del 68º campeonato mundial de Fórmula Uno, que esta temporada, estará compuesto por veinte competencias. De la mano del alemán Sebastian Vettel, Ferrari, volvió a la victoria que no lograba desde el Gran Premio de Singapur 2015 y de esta manera quebró el dominio de Mercedes impuesto en la última temporada. Después del triunfo de la marca italiana en Singapur vendrían seis victorias más de la marca alemana en la temporada 2015, Nico Rosberg (3) y Lewis Hamilton (3) ganaron las últimas pruebas de ese calendario.

En el 2016, el predominio de los coches plateados fue mayor, ambos pilotos de la escudería germana se impusieron en diecinueve pruebas (Nico Rosberg 9 y Lewis Hamilton10), logrando a la vez ocho podios dobles.

Anuncios
Anuncios

Al llegar a Australia-2017, Mercedes a priori se veía como favorita tras ganar las tres últimas ediciones disputadas en Melbourne, incluyendo la pole position de Lewis Hamilton (62) conseguida en la jornada sabatina. Sin embargo, la "scudería" de Maranello, que después del invierno europeo ha realizado todo bien, hasta quedarse con el mejor registro de la pretemporada y llevarse la victoria en la prueba australiana.

En los test celebrados en Montmeló, Kimi Raikkonen (Ferrari), destrozo todos los récord del circuito, quedando con 1m 18s.634/000 como el mejor crono para el circuito catalán. Sin dudas que los actuales monoplazas son más veloces y sino tengamos en cuenta la clasificación del pasado sábado en Australia, los cinco primeros clasificados ( Lewis Hamilton 1m 22s.188/000, Sebastian Vettel, Valtteri Bottas y Max Verstappen) estuvieron por debajo del 1m 23s837/000 que logrará el mismo Lewis Hamilton con Mercedes en 2016.

Anuncios

El presente campeonato, traerá más velocidad, más récord para registrar y por consiguiente las carreras serán más cortas, en la edición 2016, Nico Rosberg (Mercedes) se impuso en 1h 48m 15s/565, mientras que Sebastian Vettel, se adjudicó la prueba con 1h 24m11s/672. Será un campeonato con menos sobrepasos, casi serán nulos los adelantamientos y la clasificación de los sábados adquirirá una mayor importancia para mantenerse en el top ten de la clasificación final.

Será un campeonato donde los errores ya sean tácticos o de conducción se pagarán caro, como el de Mercedes con Lewis Hamilton, o el del piloto local Daniel Ricciardo (Red Bull) en la clasificación del sábado. También, deberemos estar atentos a algunas sorpresas como la de Romain Grossjean (Haas) con el sexto mejor tiempo del clasificatorio sabatino. Todo hace suponer una lucha entre Mercedes, Ferrari y Red Bull, mientras que cinco equipos más lucharán por estar dentro de los diez mejores clasificados de cada prueba. #Fórmula 1