Israel da la campanada en Seúl en la apertura del Clásico Mundial de Béisbol

El equipo de Jerry Wenstein dio la primera gran sorpresa en el Clásico Mundial de Béisbol, al vencer al anfitrión del Pool A, Corea del Sur, en su casa. La gente en el Gocheok Sky Dome se quedó perpleja ante la derrota que pone en serios aprietos a los locales con los partidos más difíciles en cuestión contra China Taipei y Holanda. No fue sorpresa que este equipo consiguiera su clasificación al barrer con Pakistán, Brasil y Gran Bretaña en el clasificatoria en Brooklyn en septiembre pasado.

El partido fue tremendo con un empate a 1 llegando a las entradas adicionales.

Anuncios
Anuncios

Scott Burcham fue el héroe cuando en la 8va entrada se comió un amargo chocolate de la serpentina del famoso closer Oh (St. Louis Cardinals). El #Béisbol le dio la revancha y Corea del Sur mandó a Chang- Yong Lim. El relevista mandó una baja y a la esquina inferior externa; Burcham se aventó el clavado y con la punta mandó la bola para un infield hit de oro. El segunda base casi en el césped del outfield hizo la jugada de atrapar la esférica, pero sin poder tirar a primera base.

En ofensiva, Israel dejó 14 en las bases pero con buenos contactos ante un deficiente pitcheo de Corea que tuvo 9 bases por bola en su serpentina. Los pitcheos desde el abridor Chang y los demás casi siempre estuvieron elevados al nivel del cinturón. Muchas ocasiones a los bats derechos de Israel se les fue fácil hacer buenos contactos con la nariz del bate yendo a la banda contraria.

Anuncios

El utility ex Athletic y Ray Sam Fuld (sin equipo en MLB) tuvo un gran tming con su bate con contactos sólidos y 2 hits; además una gran jugada en el center field. El ex Met y Pirate, Ike Davis entró de emergente y tuvo un doblete más un gran turno en el 10mo inning aguantando una cuenta en contra y obtener el valioso pasaporte. El catcher Ryan Lavarnway ex Brave y Oriole, tuvo una buena labor poniendo fuera a varios corredores coreanos en las bases. A pesar de dejar 3 veces la casa llena, el equipo siempre trabajo bien a los pitchers coreanos.

Marquis lo abrió y Zeid lo cerró por Israel

Corea había batallado en ofensiva en sus partidos de preparación. El veterano ex MLB Jason Marquis (salió del retiro) tuvo una buena salida de 3 innings y sólo 2 hits con 3 retirados por la vía del ponche. Un cambio letal con ventaja en la cuenta y al piso. El ex Big Leaguer lanzó sólo 45 pitcheos y podrá lanzar otra vez solamente con un día de descanso.

Josh Zeid entró en la 8va y tuvo un enorme relevo de 48 lanzamientos con 4 chocolates para 3 innings de labor.

Anuncios

Zeid terminó su obra con una recta baja y afuera al peligroso primera base de los Mariners, Dae-ho Lee ( de 0-5 y 2 K). En la 8va baja Zeid le amarró los brazos a Yang con una recta y hombres en primera y segunda.

En el demás relevo, Thornton batalló con el comando y admitió el hit remolcador de Seo con el que anotó Hur en la 5ta entrada. El zurdo Alex Katz pudo obligar a Lee a un importante doble play en la 7ma entrada. En la sexta, Cramer en la loma de Israel también forzó una importante rola de doble play. #WorldBaseballClassic2017