El buen momento que vive la Selección Mexicana en el Hexagonal Final rumbo a Rusia 2018, así como los resultados positivos que se han obtenido al frente del director técnico Juan Carlos Osorio, permiten al cuadro nacional soñar con levantar el trofeo de la #Copa Confederaciones 2017 a celebrarse en Rusia del 17 de junio al 2 de julio.

Sin embrago, no será sencillo ya que las selecciones de Alemania, Rusia, Portugal, Chile, Australia, Nueva Zelanda y Camerún tienen el mismo objetivo en mente y no le será nada sencillo a México cumplir este sueño.

Recordamos que la Selección Mexicana ya ganó este torneo en 1999, cuando de la mano del director técnico Manuel Lapuente y jugadores como Cuauhtémoc Blanco y Miguel Zepeda, vencieron en la fina,l nada más y nada menos, que a la selección de Brasil 4-3.

Anuncios
Anuncios

Esta será la participación número siete del equipo mexicano en una Copa Confederaciones y para poder aspirar a su segundo título de este torneo, primero tendrá que enfrentar en la fase eliminatoria a las escuadras de Portugal, actual campeón de Europa; Rusia, el anfitrión de esta justa deportiva; y a Nueva Zelanda, que en teoría sería el rival más cómodo de la eliminatoria para el cuadro azteca.

Ambiente en el cuadro azteca

Los buenos resultados son la clave para que un equipo esté motivado y trabaje sin presión alguna. La Selección Nacional vive sin duda uno de sus mejores momentos anímicos de los últimos años, debido al invicto que mantiene en la eliminatoria mundialista y al buen fútbol que por momentos desempeña, bajo la dirección del colombiano Juan Carlos Osorio.

Esto le permite al cuadro mexicano poder ser considerado como favorito, tanto en la reciente eliminatoria que enfrenta en el torneo de la Concacaf, así como en la Copa Confederaciones.

Anuncios

Al interior del plantel se respira un ambiente fresco y de júbilo al tener prácticamente asegurada la clasificación al mundial de 2018. Por ello, ven la Copa Confederaciones como una gran oportunidad para enfrentar a grandes selecciones.

Sin duda, es la prueba de fuego para conocer realmente de qué está hecho el cuadro mexicano y ver si puede obtener su segundo campeonato en este torneo, como lo hiciera hace 18 años tras vencer al Scratch Du Oro. #Selección Nacional #Futbol