1. Wenger no debe seguir en el Arenal

Arsène Wenger pasa a la historial del Arsenal como el mejor entrenador de su historia. Pero su ciclo en el equipo está más que caduco. Lo noche de hoy fue una muestra de ello. A pesar de que la expulsión y el penal fueron más que rigurosos, el equipo carece de intensidad, de ganas, de corazón, de aquello que hay que poner para al menos competir dignamente.

Los Gunners están acostumbrados ya a la mediocridad y no es sorpresa que sean eliminados sin competir. Una vez más, se vieron superados en todos los sentidos, mientras que en el banquillo no llegaban las soluciones. Tras 13 años sin ganar Liga y dos sin título alguno, Wegner debería dejar el cargo y dar paso a otro proyecto. Éste, ya no va más.

2. El Bayern es una aplanadora

10 goles en dos partidos. Sin ninguna piedad por el rival. Aprovechando todas las circunstancias favorables y sacando máximo provecho de los muchos defectos de su rival. Media hora bastó para que exhibieran al Arsenal en toda su miseria -una vez más- y dejaran claro su estatus como favoritos para ganar el trofeo.

Con un equipo con Robben, Ribery, Arturo Vidal, Lewandowski, Hummels, Alaba, Neuer, Thiago, Xabi Alonso y en la banca Doulgas Costa, Koman, Kimmich, Boateng, Die Rotten lo tienen todo para ser uno de los rivales a temer. Aunado a que Ancelotti probablemente sea de los mejores entrenadores del mundo en los enfrentamientos de eliminación directa.

3. Alexis Sánchez se irá del Arsenal

El mejor jugador que ha contratado el Arsenal en un par de años. Goleador y pasador, suele marcar la diferencia para los Gunners. La polémica del fin de semana por su suplencia en Anfield y la ¿risa? tras ser sustituido dan a pensar que el ciclo del chileno en el club londinense ha terminado, más allá de la permanencia o marcha del francés como director técnico.

4. ¿Hasta cuándo bastará Sergio Ramos?

Una vez más, el capitán del Madrid, apareció con un cabezazo para dar calma a los suyos y termina de encarrilar la eliminatoria para los merengues. Una vez más, ante la carencia de un juego colectivo y de equipo, apareció el de Camas para salvar a los suyos. Una vez más, ante el baño táctico que le dio el Nápoles al Madrid durante 50 minutos, apareció la testa del número 4.

Sergio Ramos ha venido bastando desde Lisboa en 2014 para ganar títulos y partidos. Sus cabezos oportunos han valido trofeos y puntos. Pero, ¿hasta cuándo? Porque no siempre podrá aparecer el central salvar un mal desempeño de su equipo. El Real Madrid tiene mucha, muchísima pegada en todas sus líneas, lo cual ha llegado a disfrazar el pobre desempeño colectivo. Pero no todos los rivales son el Nápoles y no siempre bastará Ramos. Por ahora, sigue siendo más que suficiente.

5. La BBC cada vez será más cuestionada

El debate continuará: ¿el Madrid juega mejor con Benzema, Bale y Cristiano o con un mediocampista más? Si nos atuviéramos a los últimos 5 partidos que ha disputado el Madrid, la respuesta iría por un centrocampista más. La poca ayuda defensiva que brindan Bale y Cristiano, y la indolencia de Karim terminan por afectar el funcionamiento de los Merengues. Cuando no se encuentran al ataque, su incidencia en los partidos es nula. En el San Paolo, Gareth y Karim fueron sustituidos. #RealMadrid #BayernMunich #Champions League