1. La remontada que le faltaba al Barcelona

Un equipo que ha ganado tanto como lo ha hecho el Barcelona en la última década, tenía entre sus pendientes, remontar una eliminatoria con todo en contra. Pero esto es fútbol y no hay imposibles. Y para este Barcelona no los hubo. A los tres minutos lo ganaba 1-0. A los 40, ya tenía la mitad de la tarea hecha.

Con todo el segundo tiempo por delante, los culés soñaban con la posibilidad de poder lograrlo. Y al minuto 50, en una de las tantas jugadas polémicas que hubo, se marcó penalti. Messi no desperdiciaría la oportunidad y marcaría el tercero. El Barcelona a un gol y cuarenta minutos por delante.

Anuncios
Anuncios

Pero llegó el error en defensa. Cavani anotaría el gol que parecía matar todas las aspiraciones culés de remontada.Sin embargo, la locura llegaría al Camp Nou. Y en siete minutos, el sueño y lo imposible ser volverían reales. De tiro libre, Neymar anotaría el cuarto.

Con el 4-1, llegaría otro penal y otra polémica. Ahora sería Neymar el responsable de cobrar la pena máxima y lo haría con contundencia. 5-5 y tensión al máximo. El Barcelona se lanzó con todo por el empate. Neymar centró al área. Sergi Roberto se lanzaría por ese balón para vencer a Trapp. Locura, delirio, éxtasis en el Camp Nou. Desconcierto, dolor, tristeza en los parisinos.

No hubo tiempo para más. Y este Barça que ha ganado todo, logró que lo que le faltaba: una remontada de época. Una remontada para recordar.

2. Neymar pide paso a Messi

El 10 blaugrana nos ha acostumbrado a ser el eje del Barcelona.

Anuncios

Cuando ha requerido de su magia, Messi suele entregarla a manos llenas. Esta noche Messi cedió el testigo a Neymar. Y es que el brasileño fue el mejor de su equipo. Cuando la situación lucía perdida tras el gol de Cavani, fue Neymar quien nunca dejó de creer. No se cansó de luchar.

El Barça puede estar tranquilo. Cuando Messi no esté, estará Neymar. Cuando Messi decida humanizarse, el brasileño se sublimará.

3. Acertó el Barça en quedarse con Ter Stegen

Uno de los culebrones del verano en Can Barça fue la de los porteros. El Barcelona sabía que sólo podía conservar a Bravo a o Ter Stegen, ya que ambos querían la titularidad absoluta. Y Luis Enrique y compañía se decantaron por el alemán. No se equivocaron.

4. Luis Enrique y su no renovación

La sorpresa que dio el técnico asturiano al anunciar que no seguiría en el Barcelona la temporada entrante, sacudió al club. Lo hizo en un momento que nadie esperaba. Por todas las dificultades que ha tenido en hacer que el equipo juegue con el estilo que ha dominado, se cuestionó mucho las razones por las que eligió ese momento para dar a conocer su decisión sobre su debatida continuidad.

Anuncios

Si lo hizo con la idea que sus jugadores decidieran luchar por ellos y no por él, le salió a pedir de boca.

5. El Dortmund hizo válidos los pronósticos y es un rival de cuidado

Tras hartarse de fallar en Portugal, hoy Aubameyang se desquitó con un triplete. El Dortmund fue un martillo y aplastó a un Benfica inofensivo y que no tuvo recurso para sobreponerse a la marea amarilla que les pasó por encima.

Apenas con cuatro minutos y un testarazo del gabonés empataría la eliminatoria. El segundo tiempo terminaría por sellar el pase. Gran jugada colectiva que Pulisic definiría con categoría. Apenas dos minutos después, Aubameyang propinaría el knock out. Los borussers se dieron tiempo de más. Auba hizo su hattrick y se llevara el balón a casa. Los de Dortmund son un rival serio y peligroso para cualquiera. #Champions League #Barcelona FC #Borussia Dortmund