Argentina se encuentra en un predicamento para poder ser parte del próximo mundial. Aún con el cambio de entrenador en la figura de Edgardo Bauza. Quien ha querido mantener el bloque de “amigos”, aunque su estado futbolístico actual no sea el óptimo. En Brasil, con Alejandro Sabellla, el equipo #albiceleste no tenía muchas alternativas en caso de contingencia. Sin embargo, tenía competitividad y una idea muy asimilada por todos. En esta ocasión con Bauza no veo ni una ni otra.

Una alternativa para poder hacer frente a esta disyuntiva es la siguiente. Emplear una defensa de 5 elementos. En la portería se puede utilizar la experiencia de Barovero, si se busca un estilo sobrio.

Anuncios
Anuncios

Nahuel, Monetti alternativas más agresiva. Rulli si se apuesta por el futuro. Utilizando a Javier Mascherano como líbero, bien escudado por dos defensas, permitiéndole libertad para ordenar la salida desde atrás. Funcionar como punto de conexión entre la defensa y el medio campo, sacando jugo a su buen rigor táctico. A sus costado izquierdo jugadores como Ramiro Funes Mori o Marcos Rojo. Quienes además se poder defender tiene la capacidad de jugar de laterales. En caso de que los laterales volantes sean de vocación más ofensiva. En el costado derecho se encuentra Mamana o Mercado quienes pueden hacer las mismas funciones. Y a Nicolás Pareja como relevo de Javier, quien tiene un magnífico golpeo de pelota.

Para la parcela de medio campo, puede emplear a Di María, Lanzini por los laterales-extremos.

Anuncios

Ya que son dos jugadores con gran despliegue físico. El campo libre les beneficia mucho en su estilo de juego. Con Cervi y De Blasis como alternativas en la banda. Se que Cervi prefiere jugar en el centro, su juventud y su buen desborde puede ser una excelente alternativa. De Blasis sus buenas temporadas en Alemania, aunado a su buen trabajo defensivo. Utilizar un doble pivote que mezcle músculo y buen pie. Así con la ayuda del líbero, hacen del carril central un sitio difícil para transitar a los rivales. Con Biglia, Guido Pizarro, Mancuello, Gago o Paredes.

El encargado de generar el juego ofensivo: Messi jugando libre delante de los pivotes. Sin tener que hacer tanto desplazamiento hacia atrás o desde las bandas. Así con el apoyo de sus compañeros para dejarlo actuar con soltura. Perotti en la recámara, un jugador con buen pie. Quien al abandonar el extremo, entendió mejor el juego y como canalizarlo. Otra alternativa Banega, en plan Sevilla, y su estado actual en Italia. Arriba Paulo Dybala, acompañando al delantero centro. Teniendo espacio para poder influir en las jugadas y libertad para los remates. Los goles corren por cuenta de Icardi, quien además de su buen remate, es bueno para asociarse. Higuaín, el espacio es su gran aliado y a Pratto, con características de rematador clásico. #rusia2018 #seleccion argentina futbol