Como ya muchos de ustedes saben, este lunes en la ciudad de Nueva York se dio a conocer la candidatura de la #CONCACAF para albergar el Mundial del 2026 con sede en México, Estados Unidos y Canadá. Cabe mencionar que hace algunos meses, la #FIFA anunció que a partir del 2026 habrá un incremento en la cantidad de equipos, de 32 a 48, y por consecuencia de partidos, de 64 a 80, y un cambio en el sistema de competencia. Menciono esto porque aquí lo importante y lo que ha creado tanta polémica es que esos 80 partidos se hayan distribuido como se hizo en estos 3 países: se jugarían 10 partidos en México, 10 en Canadá y 60 en Estados Unidos, es decir, México volvería a ser sede de un Mundial pero solo albergaría el 12.5% del mismo, cuando la lógica dicta que tendría que ser la tercera parte..

Anuncios

Anuncios

Hasta el momento nadie ha detallado las razones reales del por qué se distribuyó de esa manera, aunque todos sabemos que tiene que ver con el tema económico y de infraestructura, ya que Estados Unidos siendo el país más poderoso del mundo, podría fácilmente organizar el Mundial cada 4 años si eso fuera posible. En cambio, en México, cuesta pensar que en estos tiempos de crisis política y económica podamos ser sede mundialista.

Por un lado, como aficionados deberíamos estar contentos de poder ver nuevamente a la Selección Mexicana de local y vivir esa euforia que nos apasiona, pero por otro lado, ¿solo 10 partidos?, ¿en verdad solo eso se pudo negociar? Con esto, la ##FEMEXFUT está gritándole a todo el mundo que se declara totalmente incapaz de tener por lo menos 25 partidos mundialistas o una tercera parte del Mundial siendo una de las tres sedes, está aceptando que somos mucho menos que Estados Unidos (aunque lo seamos) y creo que eso nos hace aun más débiles ante el país vecino en términos generales..

Anuncios

De esto se derivan dos situaciones:

1) Sabemos que la decisión final de la #FIFA para escoger la sede, tomando en cuenta que habrá más candidatos, será hasta 2020 pero creo que a partir de ese momento habría casi 6 años para trabajar en hacer de México una sede digna y ejemplar en cuanto a estadios, hoteles, transporte, etc.

2) Por otro lado, nos podría pasar lo que le pasó a Brasil en 2014, en donde los conflictos y enfrentamientos que se dieron entre la población y el gobierno a causa de los gastos ocasionados por la inversión mundialista, que contrastaban con los problemas económicos que estaba viviendo el país, problemas con los que también vive nuestro país. Pero total, por 10 partidos, no creo que pase nada. #Concacaf