El día comenzó con buenas noticias para el cuadro “colchonero” del Atlético de Madrid, pero sobre todo con buenas noticias para el Barça, ya que dos de sus rivales directos habían empatado, dándole la oportunidad de subírsele al Real y alejarse de Atlético de Madrid, sin embargo, se vio envuelto en un partido muy difícil para el cuadro blaugrana, esto debido a que la defensa malagueña hizo un excelso partido, y también, demostraron una gran capacidad contragolpeadora, para dejar en la lona al Barcelona.

El partido comenzó con grandes llegadas del Barcelona que no se pudieron concretar, esto debido a que, por un lado, el partido defensivo del Málaga fue impecable, por otro, la figura de Kameni, se hizo presente con muy buenas atajadas, demostrando el porqué, el arquero mexicano Guillermo Ochoa tuvo que buscar otra opción, otro factor fue un Luis Suárez y Neymar buscando jugadas con más ganas que imaginación, y por último, un muy raro Lionel Messi, que se caracterizó por sus imprecisiones.

Anuncios
Anuncios

La #MSN no pudo vencer la valla malagueña, y cada minuto que pasaba los signos de desesperación eran cada vez más evidentes, cosa, que se dio a notar en dos jugadas específicas, primero fue el primer gol del Málaga, en el cual, todo el conjunto blaugrana se quedó reclamando una jugada, en la que, pedían un fuera de lugar inexistente, mientras Sandro Ramírez aprovecho la distracción catalana para marcar el primero del partido, vale la pena destacar, que también había sido la primer llegada del Málaga en todo el juego, esto debido a que el conjunto albiceleste, había puesto todo su esfuerzo en defenderse correctamente.

Y la segunda jugada de desesperación del Barcelona, queda muy obvia en la expulsión al astro brasileño Neymar, en la que, tras ser amonestado previamente, por una actitud antideportiva, en la que no tomó la distancia pertinente, “Ney” deja ver su desesperación, cuando en un mano a mano, Camacho le quita, una vez más, el balón, y Neymar va directamente a chocarlo, haciéndose acreedor a una muy justa segunda tarjeta amarilla.

Anuncios

El Barça no sabía por dónde atacar, falto de idea, y con un Messi impreciso, y un Luis Suárez buscando la retribución arbitral en cada jugada, nunca pudieron estar cerca del empate, esto se pronunció mayormente cuando en un contragolpe, muy certero, el “Jony” Rodríguez, definió el segundo tanto del partido, ampliando la diferencia a favor del Málaga y definiendo así, al minuto 90, lo que sería el marcador definitivo del partido.

Dicha diferencia evito que el Barcelona pudiera saborear la cima de La Liga, e incluso se separara aún más del Real Madrid, además de permitirle al Atlético acercarse un poco más, y a solo 7 jornadas del final de La Liga, vuelve a dejar de depender, solo de sí mismo, para ser campeón, ya que hay que recordar que, aunque tan solo está a 3 puntos del Real Madrid, el conjunto merengue tiene un partido menos, lo que los colocaría a 6 puntos (de ganar dicho juego), e incluso, si el Barcelona ganara “El Clásico Mundial”, seguiría tres puntos por debajo del Real Madrid, alejando así, los sueños del triplete del Barça cada vez más.

Anuncios

#Messi #FC Barcelona