Si el fútbol da posibilidad de cobrarse facturas pendientes, entonces la que comienza esta semana es una oportunidad de oro para la Juventus que puede saldar la dolorosa derrota ante los campeones españoles en la final de la UEFA Champions League 2014-2015, herida aún muy fresca en la mente de los vencidos.

En esa ocasión, los favoritos blaugranas cumplieron los pronósticos a su favor, y con relativa facilidad vencieron 3-1 a los de Turín, con el estadio olímpico de Berlín como testigo de un logro más del Barcelona. Entre quienes se coronaron en esa ocasión, destacaba el brasileño Dani Alves quien, por azares del destino y del boyante negocio de los traspasos en el fútbol, hoy viste de bianconero.

Anuncios
Anuncios

De hecho, la presencia del seleccionado brasileño es uno más de los no pocos ingredientes que hacen más que atractivo el duelo de este martes en tierras italianas.

Y si la sed de revancha no es suficiente para los hombres de #Massimiliano Allegri y él mismo, ante el recuerdo de lo sucedido hace dos años, personalmente el entrenador tiene una abultada deuda que emparejar frente al poderoso Barça.

Son nueve veces las que los ha enfrentado, y sólo en una ocasión pudo alzarse con un triunfo; contra tres empates y cinco dolorosas derrotas que son un motivo más para hacer todo por llegar en esta oportunidad a semifinales, con el orgullo de haber dejado en el camino a los del tridente más poderoso en el fútbol actual.

Y es que la historia negativa para Allegri en contra de sus rivales de este martes se suscribe exclusivamente al torneo de clubes más importante en el mundo, aunque mayoritariamente liderando al Milan, otro de los grandes de Italia.

Anuncios

Fue en la edición 2011-2012 cuando los rosoneri se vieron superados en una derrota y un empate ante el Barcelona durante la fase de grupos. El nombre del entrenador superado en ese par de choques era Massimiliano Allegri.

El destino puso de nuevo a amabas escuadras frente a frente en la misma edición de la Champions, en cuartos de final. Se repitió el resultado: un empate y una victoria culé comenzaban a escribir la historia desbalanceada Allegri-Barcelona.

La edicón siguiente del mismo torneo, 2012-2013, puso a los catalanes e italianos frente a frente nuevamente, ahora en octavos de final. El de ida en San Siro sería la única victoria que hasta ahora Massimiliano puede presumir ante los hoy dirigidos por Luis Enrique; el Barça se llevó la vuelta y, con más goles a su favor, dejó en el camino, otra vez a los del Norte de Italia.

Acostumbrados a estar en la élite europea, la Champions League 2013-2014 colocó a los dos viejos rivales en la fase de grupos, con una emparejada y un triunfo para los de Cataluña.

Anuncios

Y ya vestido de zebra, Allegri llevó a su actual equipo a la final hace dos años, sólo para volver a salir descalabrado por sus huéspedes de este martes. No pocos consideran que la Vecchia Signora de hoy es la más poderosa de los últimos años y, por tanto, la que más oportunidad tiene finalmente de superar a los del MSN. #Champions, cuartos de final #FC Barcelona