Mucha expectativa había generado el clásico alemán entre el Bayern Munich y el Borussia Dortmund, sobre todo considerando que el Borussia venía en mucho mejor forma que el año pasado, cuando con el técnico del Borussia Dortmund recién llegado, Thomas Tuchel, sufrió una fuerte mirada a la realidad de ambos conjuntos, y cayó por diferencia de 5 a 1 contra el poderoso equipo del Bayern Múnich, dirigido, en ese momento, por “Pep” Guardiola.

Anuncios

Además, el morbo que causaba ver a Matt Hummels, en contra de su ex equipo, el Borussia Dortmund, sin embargo, aparentemente, ninguno de los dos conjuntos se esmeró en dar algo más de que hablar durante el fin de semana. Esto debido a que el conjunto rojo aplasto al Borussia, en un partido en el que, lo que más llamó la atención, eran algunas jugadas de lujo por parte del Bayern Múnich, una vez que estaba resuelto el partido y por si fuera poco, tampoco se dio pie al morbo que se esperaba, ya que Hummels solamente jugó unos cuantos minutos, casi al final del encuentro..

Anuncios

El partido comenzó como se esperaba, desde la alineación se podía predecir lo que pasaría en el juego, con un Bayern con sólo dos ausencias, que eran, el arquero Manuel Neur y el delantero Thomas Müller, pero con un potencial ofensivo impresionante, con Ribery y Robben recuperados, junto con un Lewandowski letal, que, en el terreno de juego es una ofensiva que espanta hasta al más valiente.

Como ya es costumbre, el apodado “hombre de cristal”, Marco Reus, era baja para el partido, desafortunadamente el jugador portada del FIFA 2017, ha sido baja constantemente durante los últimos 3 años, e incluso otros equipos importantes han mencionado que por esta razón no hacen una oferta formal por el jugador alemán, entro otros, el Real Madrid y el Barcelona, aparte de la ausencia del ex Bayern [VIDEO], Mario Götze.

Todo esto se juntó, para que, como se esperaba, el Bayern aplastara al Borussia.

Anuncios

Desde el inicio de partido el Bayern dominó en posesión y llegadas, a pesar de que la primera del partido fue del Borussia, el gusto no le duró mucho, ya que, con apenas 4 minutos de juego, y en apenas, la segunda oportunidad del partido, Frank Ribery definió con una bellísima bolea el primer tanto del partido.

El segundo tanto, sucedió tan solo 8 minutos después, cuando Robert Lewandowski convierte con un tiro libre al ángulo el segundo para el Bayern, a pesar de esto, el partido se volvió a poner interesante, cuando diez minutos después, Raphael Guerreiro descuenta, con una hermosa volea de tres dedos, el primero para el Borussia, convirtiendo así el mejor gol del partido, y así terminaría un primer tiempo en el que daba la sensación que el Borussia estaba sacando demasiada renta a tan pobre nivel de juego.

Pero el juego tomaría justicia iniciando el segundo tiempo, cuando, con tan solo 4 minutos, Arjen Robben, anotaría un soberbio gol, precedido de una enorme jugada individual, que comienza por la banda y termina por el centro, dejando atrás a tres elementos defensivos y definiendo de zurda a la base del poste, con un disparo soberbio de parte interna, con todo el efecto posible, y el partido se cerraría con un evidente penal por parte del arquero Bürki en contra del delantero Polaco Robert Lewandowski, en la que incluso el propio arquero reconoció su falta y fue a disculparse con Lewandoski, por la fuerte barrida sobre el pie de apoyo del delantero polaco, quien por cierto cayó mal en dicha jugada, y se lesionó el hombro, teniendo que salir tan solo unos minutos más tarde en el partido..

Anuncios

Pero esta lesión no afectó en lo absoluto, la efectividad de Lewandowski para convertir el penal, y anotar su segundo tanto del partido, y su segundo, también, en balón parado, comprobando que estamos ante uno de los mejores jugadores en balón parado en el mundo.

El Borussia tuvo otra buena aproximación que fue correctamente detenida por el cancerbero alemán Sven Ulreich, sin embargo, vale la pena destacar, que el arquero suizo Roman Bürki, tuvo mucha más actividad, y fue el responsable de que esto no fuese una masacre, aún mayor, deteniendo, en par de ocasiones, disparos de media distancia, y provocando el error en la definición por parte de la joven sensación alemana Joshua Kimmich, quien entró por Lewandoski, e intentó definir al más puro estilo de Messi, para el deleite del espectador, sin embargo pasó de lo sublime a lo ridículo, ya que como antes comente, falló un mano a mano claro contra el arquero.

Este resultado mantiene al Bayern Múnich en la primera posición de la Bundesliga, mientras que, ubica al Borussia Dortmund muy cerca de salir de zona de Champions, lo que sería un fracaso mayúsculo para la institución, y posiblemente llevaría a la salida del técnico Thomas Tuchel. #DerKlassiker #ClasicoAleman #BayernMunichVsBorussiaDortmnund