Anuncios
Anuncios

De entre los millones en el mundo que consideran a Lionel Messi el más grande futbolista de nuestros tiempos, no pocos miran al carioca Neymar como el sucesor del crack argentino, cuando este, de una forma u otra, no esté ya en condiciones de seguir ocupando dicho trono.

Una prueba más que apuntala esa convicción la dio este fin de semana el 11 de los culés, cuando penetró el arco defendido por el mexicano Guillermo Ochoa, en la victoria del Barcelona 4-1 a domicilio, sobre el Granada, y cerró así el marcador final (es justo decir que el guardameta tricolor le había atajado ya antes al menos una con alto grado de dificultad).

Anuncios

El delantero alcanzaba así sus primeros 100 goles con uno de los equipos más grandes de la historia.

Y es que a Neymar le tomaron 178 partidos alcanzar la centena de anotaciones vestido de culé, 10 menos de lo que le llevó a Lio. Con su actual club, el nacido en Sao Paolo ha participado en 4 tipo de torneos: La Liga, Copa del Rey, Súper Copa de España y la Champions League. Ha coronado su excepcional juego con tantos logrados en dichas competiciones en 64, 14, 1 y 21 ocasiones, respectivamente.

A sus 25 años, el exastro del Santos de Brasil y máxima figura de la selección brasileña actualmente tiene todo un panorama promisorio por delante de sí, a fin de escribir una historia única vistiendo la playera del Barça. No hay la certeza de que pueda sentarse en el trono de Messi algún día pero, por el momento, hacia allá se perfila claramente.

Anuncios

El más destacado en la histórica remontada al PSG

Los reflectiores y aplausos en el histórico partido de vuelta de la Champions League, en la fase de octavos de final, entre Barcelona y el Paris Saint Germain, se los llevó Neymar y no Messi, como podía haberse esperado. Algunos analistas calificaron el desempeño del argentino ese día como simplemente excelente, y no de la manera "sobrenatural" que frecuentemente logra.

El motor de los de casa, ese inolvidable 8 de marzo de 2017 llevaba puesta la camiseta número 11. Además de organizar el ataque y mantenerse como una amenaza permanente en contra de los parisinos, el delantero de pelos rizados marcó un penal que no podía errarse y, con precisión de cirujano, cuando la victoria de los visitantes parecía inminente, colocó un balón perfecto en la pierna derecha del joven Sergi Roberto. Fue un gol de dos, de Sergi y de Neymar, quienes sólo con ese tanto escribieron sus nombres de manera indeleble en los almanaques del fútbol mundial. #100 goles de Neymar #Neymar y Messi #Neymar supera a Messi