Se lleva a cabo un entrenamiento del #Real Madrid. Lucas Vázquez recibe el balón por el lado derecho, recorta hacia el centro y encara a Morata, quien con un movimiento de cintura queda fuera de la jugada. El mediocampista sigue su camino y, al ver que #Fabio Coentrao se le acerca, saca un disparo raso con la pierna derecha que supera al portero Kiko Casilla.

Lo curioso de la jugada no es la facilidad que tiene Vázquez para quitarse de encima a sus marcadores, sino que en dicha acción, Coentrao no hizo por el balón, simplemente se detuvo.

Todo empezó mal para él. Cuando llegó a Madrid en Julio de 2011, una reportera se equivocó mientras entrevistaba a Cristiano y pronunció mal su apellido, llamándolo "Concentrao".

Anuncios
Anuncios

Una cosa banal que, de una forma, presagiaba el destino de un jugador muy criticado por la afición "Merengue".

Si bien nunca se trató de un futbolista "top", hubo un momento en que llegó a reconocer por sus desbordes y centros de "rabona", técnica que llamó poderosamente la atención del Chelsea, que en su día llegó a pretenderlo.

Finalmente, José Mourinho pidió su fichaje y el club de Chamartín desembolsó 30 millones por contar con sus servicios. Una inversión muy cuestionada por los fanáticos, quienes acostumbrados a ver a los mejores futbolistas del mundo, consideraban que había mejores opciones en el mercado.

Durante su etapa de formación en el Río Ave se ganó el apodo de "Figo [VIDEO] das Caxinas" y la revista World Soccer Magazine lo comparó en 2007 con Arjen Robben por su, entonces, estilo similar de juego.

Anuncios

Estuvo dos años con dicho conjunto y en 2007 pasó al Benfica, club que lo prestó a Nacional, Zaragoza y al Rio Ave, antes de confiarle la responsabilidad de proteger su banda izquierda durante veinticuatro meses, antes de que viajara a España para enrolarse con su nuevo club.

Pese a que fue adquirido por "los blancos", en 2015 se anunció su préstamo al Mónaco, y Fabio marcó 11 días después de la transferencia. Sin embargo, se lesionó en abril y estuvo seis meses fuera.

Volvió al Madrid y desde entonces no ha aparecido. En el club no se han manejado partes médicos y cuando juega, muestra mucha inseguridad, como en aquel partido en noviembre del 2016 contra Sporting de Lisboa, cuando reclamó una mano de Joel Campbell con los brazos abiertos y el balón impactó en una de ellas, provocando un penalti convertido por Adrien Silva.

"Fue un error muy grave por mi parte, pero ha sido mala suerte. Yo pido mano porque ha sido mano, pero yo no puedo pedir mano en esa jugada, tengo que estar más concentrado y no lo he estado.

Anuncios

Voy a tener muy difícil jugar, tengo al mejor lateral del mundo por delante. Tengo que aprovechar los minutos que me da el entrenador, pero estoy jugando mal y tengo que cambiar. Sólo trabajando se puede revertir esta situación, me siento muy arropado por mis compañeros", declaró tras el encuentro.

Un artículo publicado por el diario As el 21 de marzo de 2017, revela que cada minuto que Coentrao pasa en la capital española, le cuesta al Real Madrid 53.333 euros. Firmó por seis años y el equipo hace una inversión de 5 millones por temporada, además de los tres millones anuales que cobra como salario: 8 millones por un elemento de 29 años que no juega desde el pasado 7 de enero.

Él mismo ha llegado a admitir que su situación no es la mejor: "No me encuentro en las mejores condiciones para jugar en un club con una dimensión como el Real Madrid. Todos debemos admitir nuestras limitaciones en una determinada fase de la vida y la sensación que siento es que en este momento el club cuenta con un nivel muy alto en el que no estoy".

Por lo pronto, las lesiones de Varane y Pepe, la suspensión de Carvajal, la obligación de proteger a Nacho de recibir la quinta tarjeta amarilla y la necesidad de dar descanso a Marcelo, que ha jugado todos los minutos, han hecho que "Zizou" lo considere de nueva cuenta.

"Está siendo muy duro consigo mismo. Va a estar en el grupo y veremos si juega. Él está contento porque está entrenando muy bien", comentó Zinedine Zidane durante la rueda de prensa previa al partido que sostendrán mañana, 15 de abril, contra el Sporting de Gijón.

Para Coentrao es ahora o nunca. Es la oportunidad que estaba esperando para demostrar su valía. Sabe que el reloj de arena está casi lleno y el destino de la relación que mantiene con el "mejor club del siglo XX" radica en sus piernas. Parece prácticamente imposible poder cambiar la forma en la que lo ven los aficionados, pero la última decisión la tendrá Zidane, el técnico que llevó al Real Madrid a ganar la "Undécima" Champions League. #Futbol